Los 7 errores que cometen los emprendedores al elegir su idea de negocio

Los miedos a equivocarse, a que salga mal o a que no funcione hacen que muchas personas, a pesar de que desean emprender, reinventarse o crear una forma de diversificar sus ingresos, no terminen de dar el paso.

Elegir una idea de negocio rentable adecuada para ti no es tan sencillo como parece. Muchos de los que deciden lanzarse, eligen una idea sin una mínima reflexión.

Si de verdad quieres crear algo que te genere ingresos y tomar buenas decisiones y elegir bien, necesitas hacer un trabajo previo, seleccionar la mejor idea y ponerte en acción.

REFLEXIÓN + SELECCIÓN DE LA IDEA + ACCIÓN

Es cierto que la base de tu negocio o nueva fuente de ingresos es la idea y lógicamente, buscas una idea de negocio rentable.  Sin una buena idea, no tienes nada pero recuerda que ideas podemos tener mil, pero si no hay acción, sólo serán eso, ideas.

Sin acción, una idea es sólo una idea. #emprender - ¡Compártelo!          

Además, si no eliges la idea teniendo en cuenta aspectos como tus habilidades, tus conocimientos, tu estilo de vida o tus valores sitos ni está adecuadamente validada, puede ser un auténtico fracaso.

La verdad es que nadie quiere invertir tiempo, energía, y recursos en algo que no sabe si funcionará.

Ese miedo o incertidumbre a lo desconocido, a no saber lo que pasará es un mal de muchos. La buena noticia es que la incertidumbre es gestionable y los riesgos son minimizables, si sabes cómo.

La incertidumbre y los riesgos son minimizables, si sabes cómo. #efectuacion #emprender - ¡Compártelo!          

Como primer paso, sólo necesitas convencerte de que tienes más recursos de los que imaginas, sabes más de lo que piensas y tienes más posibilidades de las que crees. Luego, se trata de empezar pequeño,  ir poco a poco, dando un paso tras otro, recordando siempre que un imperio no se construye  en dos días.

No existen fórmulas mágicas para crear ideas de negocio ganadoras ni para hacer crecer un negocio, tampoco existe una bola de cristal que nos asegure que todo va a ir bien. Lo siento, no lo hay.

Dicen que el que no arriesga, no gana y es cierto, si no lo intentas, nunca sabrás si habría funcionado. Esto no significa que tengas que lanzarte así sin más, sin unas mínimas consideraciones, sin un mínimo conocimiento y sin un mínimo análisis y reflexión. Por supuesto que no.

Por eso, me gustaría que leyeras con atención los principales errores que cometen los emprendedores al elegir su idea de negocio. Esta lista de errores está basada en  nuestra propia  experiencia, lo que hemos observado que se repetía en clientes y otros emprendedores como tú y cómo nosotros.

A veces, es bueno conocer qué errores son los más habituales para no cometerlos tú si estás a tiempo o dejar de hacerlos, si ya estás en el camino del emprendimiento. No están todos los errores posibles pero son los que he considerado como más importantes a la hora de elegir una idea de negocio rentable que te permita vivir como realmente quieres.

elegir una idea de negocio rentable

ERROR Nº1. No realizar un trabajo de autoconocimiento previo

Es posible que ya te hayas dado cuenta que la mayor parte  de la información y formación que encuentras en Internet  sobre creación de ideas de negocio se enfoca en la rentabilidad, en la posibilidad de ganar dinero.

No se tiene en cuenta a la persona.

Por supuesto que es importante la rentabilidad, pero (siempre tengo un pero para todo lo siento), hay otras muchas cosas que en mi opinión debes tener en cuenta antes de ni siquiera ver cómo vas a ganar dinero con tu idea o si es realmente una idea de negocio rentable.

Tener un negocio propio no es un camino de rosas, vas a tener que dedicarle  mucho tiempo y esfuerzo. No es demasiado recomendable esforzarse por algo que no te motiva, que conlleva acciones que te suponen un mundo o llevar un día a día que se te hace cuesta arriba.

Si no quieres convertirte es esclavo de tu negocio y que éste te permita tener la libertad personal y financiera que seguramente buscas, antes de nada, debes focalizarte en ti.

La libertad personal y financiera no es posible sin autoconocimiento. #emprender - ¡Compártelo!          

Por eso, antes de elegir tu idea de negocio, es tan importante realizar un trabajo de autoconocimiento en que reflexiones quién eres, qué quieres, cuáles son tus valores, qué es importante para ti por encima de todo y qué estilo de vida es el que deseas. Con todo ello, podrás elegir una idea de negocio rentable alineada contigo pero también diseñar un negocio a tu medida que te permita vivir como quieres.

Suelo decir que la vida es muy corta, para tener un día a día equivocado  y algo aplicable también a tu negocio.

La vida es muy corta para tener un negocio equivocado. #emprender - ¡Compártelo!          

ERROR Nº 2. Elegir una idea no alineada con uno mismo

Este error viene derivado del anterior, sin ese proceso de autoconocimiento previo, corres el riesgo de elegir una idea de negocio no alineada contigo, sólo porque supuestamente es rentable, porque a otros les ha funcionado o te han dicho que tiene mucho potencial.

No sólo la idea de negocio debe estar alineada contigo. Todo tu negocio y todas las estrategias y acciones que realices en él, deben estar alineadas con quién eres, lo que quieres y tus circunstancias personales.

Si un negocio, sobre todo si se trata de un negocio personal, no está alineado con la persona que está detrás de él, quizá podrá funcionar.

ERROR Nº 3. Querer una idea que no existe, ser demasiado innovador

Es frecuente pensar que si no eres totalmente innovador, y no tienes una oferta de productos y/o servicios que no existen, no podrás hacerte con un trocito del pastel.

La realidad es que aunque tu idea sea las más innovadora del mundo o algo jamás visto, si no hay personas dispuestas a pagar por lo que sea que ofreces, no podrás construir un negocio rentable en torno  a esa idea.

Hay dos cosas que debes saber:

  • Iniciar un negocio resolviendo un problema que nadie más ha resuelto puede ser una buena idea pero debes ser consciente que conseguir educar a tu cliente potencial en que necesita lo que tu ofreces es costoso y lento.
  • Iniciar un negocio en un nicho en el que ya hay otras personas vendiendo, no debe asustarte porque no quiere decir que no tengas posibilidades, más bien todo lo contrario, sólo es la confirmación de que hay agua en la piscina. Ya tienes parte de la idea validada.
  • Gran parte del éxito de una idea es conseguir crear una propuesta de valor clara y suficientemente diferenciadora. Si consigues encontrar un solución diferente a lo que ya existe a un problema o necesidad sencilla, es un gran comienzo.

El objetivo principal de un emprendedor hacer algo que alguien más necesite y esté dispuesto a pagar, pero  no es necesario crear el próximo Facebook o lanzar un inventar la rueda.

Sobre todo si es tu primer negocio, sería más seguro y menos costoso detectar un problema o necesidad y crear una solución única a ese problema.

ERROR Nº 4. Querer comenzar a lo grande

Cuando eres soñador nato y tienes espíritu emprendedor, es habitual dejar volar la imaginación y empezar a pensar en nuestro negocio a lo grande. Nos imaginamos gestionando un negocio como aquellos que ya hemos visto que funcionan o aquellos que admiramos.

Es genial, debemos pensar a lo grande pero con los pies en el suelo.

Elegir una idea de negocio rentable y querer tener un imperio antes de ni siquiera haber empezado a construir, es pretender viajar de Madrid a París de un salto.

Pretender empezar a lo grande tiene muchos inconvenientes:

  • Corres el riesgo de perder las ganas y la motivación cuando veas que las cosas no se consiguen de la noche a la mañana.
  • Puedes llegar a frustrarte al querer abarcar abarcar mucho más de lo que realmente puedes llevar a cabo en ese momento y veas que los resultados no llegan.

Tener una visión de algo más grande no es nada malo, es incluso necesario, sólo debes ser consciente que ningún imperio comienza grande, sino que se construyen poco a poco, dando los pasos adecuados.

Mejor ser realista que limitar tus posibilidades desde el principio sólo por querer abarcar más, ¿no crees?

ERROR Nº 5. Seleccionar una idea que no incorpore habilidades, experiencias, dones y talentos

A no ser que tengas en mente una startup o gran empresa, si tu interés es montar un pequeño negocio personal e ir poco a poco haciéndolo crecer, es recomendable que tu oferta de productos y/o servicios y el propio negocio incorpore y esté íntimamente relacionado con tus habilidades, experiencias, dones, talentos.

¿Por qué?

  • Porque es la mejor manera de ser auténtico y honesto en todo lo que hagas y eso repercutirá positivamente en la forma que te vean tus potenciales clientes.
  • Porque si quieres disfrutar de tu negocio y de tu día a día, al tiempo que ganas dinero, tus habilidades, intereses y talentos deben formar parte de él.
  • Porque de esta manera tendrás mucho más conocimiento sobre los problemas y necesidades que quieres resolver y los clientes potenciales.
Tu  idea de negocio elegida debe incorporar tus habilidades, experiencias, dones y talentos. - ¡Compártelo!          

ERROR Nº 6. Seleccionar un idea por la cual nadie está dispuesto a pagar

Este es el penúltimo error pero uno de los más habituales y que como has ido viendo, está relacionado con el resto de errores.

Muchas veces, la ilusión y motivación del principio, nuestros propios intereses y preferencias nos llevan a creer que nuestra idea es tan maravillosa que no concebimos que no vayan a interesarse por lo que ofrecemos. Pensamos que si a nosotros nos encanta, si nosotros creemos que consumiríamos nuestros propios productos y/o servicios, hay miles de personas que opinan como nosotros, dispuestos a pagar por ello.

Nosotros no tenemos porqué ser representativos. El hecho de que nos lo que ofrecemos nos parezca maravilloso, útil, necesario, novedoso y un montón de adjetivos positivos, no tiene porqué existir el número de personas suficientes dispuestas a pagar por ello de manera que el negocio sea rentable.

Por eso, antes de meterse de lleno a desarrollar la idea, poner toda la carne en el asador, invertir dinero en una web, publicidad, debes validar tu idea.

ERROR Nº 7. No tener un porqué más allá del dinero

Ya tenemos claro, que una idea de negocio rentable lo es cuando hay personas dispuestas a pagar por lo que ofreces.  Tu primer objetivo seguramente sea encontrar esa idea de negocio, luego desarrollarla y por supuesto, ganar dinero con ella pero falta algo en la ecuación mucho más importante si cabe, el porqué. Como dice Víctor Martín en su libro Desata tu éxito, “ tu porqué se convierte en tu propósito, en aquello por lo que luchas, en el motor de tu cambio, siendo la fuerza que necesitas para no tirar la toalla

Cualquier objetivo, crear un negocio rentable, desarrollar una nueva fuente de ingresos, vivir de un negocio online u otros objetivos que te pongas (personales o profesionales) necesitan un porqué poderoso para poder llegar a conseguirlos.

Reflexiona sobre  porqué quieres lo que dices que quieres, porque haces lo que haces y tendrás la fuerza que te empuje en momentos de desánimo, cuando los resultados no sean los esperados o cuando aparezca una piedra en el camino.

Tu porqué es el motor de tu cambio, la fuerza para no tirar la toalla #desatatuexito - ¡Compártelo!          

Otros errores que pueden darte muchos quebraderos de cabeza

  • No formarte adecuadamente desde el principio: querer ser autodidacta no es malo, sólo ten cuidado que no transcurra el tiempo, las posibilidades y las oportunidades.
  • Empezar la casa por el tejado: es tan importante conocer los pasos que debes dar como saber en qué pasos debes darlos porque puede influir muchísimo en el resultado.
  • No contar con un mentor: apoyarte y sentirte acompañado por alguien que ya ha pasado por lo que tú estás pasando o ha conseguido lo que tú quieres conseguir o ha recorrido ya parte del camino, es fundamental.
  • No rodearte del entorno adecuado: rodearte de personas que entienden lo que haces, que comparten tus objetivos es importante para no sentirte solo en el camino hacia tus sueños

CONCLUSIÓN

Para concluir, me gustaría darte el consejo que me habría gustado que me dieran a mi hace años. Si vas a comenzar en el mundo de los negocios y el emprendimiento, no te vuelvas loco y empieza pequeño y sencillo, haz un trabajo de autoconocimiento y elige una idea de negocio que resuelva un problema o necesidad sencilla de manera eficiente y diferente a las soluciones que ya existen.

Dicen que las ideas son fáciles y que lo difícil es implementarlas. Bueno, pues yo voy a terminar este post con mi forma de verlo.

Tener ideas de negocio es fácil, lo difícil es elegir una idea rentable adecuada para ti y de la implementación, hablaremos otro día 😉

Si quieres profundizar en la creación de ideas de negocio alineadas contigo, te invito a echarle un vistazo a la página del curso online “Tu Idea en 30 días”. En él podrás encontrar un  paso a paso para crear ideas y seleccionar la idea de negocio rentable más adecuada para cada uno.

Me encantaría saber cuál es tu mayor reto o dificultad supone o ha supuesto para ti elegir una idea de negocio. ¿Realizaste un proceso de autoconocimiento? ¿Has tenido en cuenta aspectos personales a la hora de elegir tu idea? ¿Qué te ha perecido esta recopilación de errores?

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *