Qué hacer cuando nadie lee tu blog

Durante los primeros meses de poner en marcha tu blog es fácil encontrarte con la sensación de que predicas en el desierto y nadie lee tu blog ni hace caso de lo que cuentas, así estés dando la receta de la felicidad o compartiendo las claves para ser millonario o explicando algo con un valor tremendo. De repente la ilusión del primer día desaparece y empiezas a pensar que nunca llegarás a tener un blog con lectores.

Esta situación casi siempre me recuerda al experimento de una agencia de comunicación con el mejor violinista del mundo. Ubicado dentro de la Ópera, la gente se pegaba por conseguir una entrada de más de 500 dólares para verle actuar, “ubicado” en el metro de Nueva York de forma anónima, ni su madre pagaba por verle, es decir que nadie le daba ni una propina. Era la misma persona, en una ubicación diferente.

Profesionales que hoy triunfan, fueron también en sus inicios, predicadores en el desierto. La mayoría de profesionales que hoy tienen éxito en mayor o menor medida, han pasado por esta fase, es como una prueba de fuego, para descartar a los que realmente quieren conseguirlo de los que solo fantasean con la idea de conseguirlo. La realidad es que pasas un periodo en el que te desesperas, no consigues avanzar y se te queda cara de idiota.

Desde luego, no es nada fácil. Cuando hagas lo que hagas o pruebes lo que pruebes no consigues pasar de unos cientos de lectores. De hecho, lo fácil es abandonar. Y nadie podría juzgarte si lo haces. Es duro esforzarte, escribir cada día o cada semana y ver que no ocurre nada a pesar de dar todos los pasos correctos. Pero lo cierto es que la mayoría de profesionales coinciden en que conseguir despegar requiere de un tiempo, y para poder alcanzar la meta es necesario no desistir y perseverar, tener una determinación total y, desde luego, contar con una estrategia inteligente.

El problema es cómo gestionar estos momentos cuando solo tienes ganas de dejarlo todo, de abandonar. Cuando pareces un velero varado sin viento y sin saber cuándo podrás avanzar por fin.
A veces es difícil saber si debes abandonar porque la idea es absurda o porque necesita tiempo. Sin embargo, si las señales en las distancias cortas son positivas (buenas opiniones, etc) es cuestión de aguantar, para no abandonar a un metro del éxito.

Piensa que personas que puedes admirar o que han conseguido salir adelante, pasaron dos, tres o cuatro años perseverando, haciendo lo que hiciera falta, enfrentando obstáculos, fracasos, críticas, pero siempre caminando hacia delante, con determinación.

Por supuesto, invertir en una formación adecuada que te permita acelerar el proceso, saber lo que tienes y no tienes que hacer, es totalmente recomendable. Por ejemplo, los programas de Franck Scipion de Lifestyle al Cuadrado pueden serte muy útiles. Es cuestión de encontrar el programa de formación y mentoring adecuado para ti.
Llegar a encontrar tu personalidad creativa, tu voz, focalizar y crear un sistema que funcione para ti, lleva su tiempo. Normalmente, llegar a un punto dulce, de media te llevará un par de años.

A pesar de los obstáculos y complicaciones, aunque sientas que estás pérdido en el oceáno y nadie te lee y a nadie le importa lo más mínimo tu mensaje, mantente en forma, sigue perseverando, sobre todo si tienes la seguridad de estar navegando en la dirección adecuada.

Si estás dónde tienes que estar, confía en ti mismo, los resultados llegarán. - ¡Compártelo!          

Mide tu progreso, ajusta a medida que sea necesario, simplifica y concéntrate en las 3 cosas que te dan resultado y que son verdaderamente importantes en este momento. No te preocupes de tener un SEO perfecto o estar en todas las redes sociales. Preocúpate de atraer a los clientes adecuados aunque sean pocos, de conseguir tus tres primeros clientes de pago, de implementar un sistema que sea capaz de generar resultados. Focaliza y ajusta esas tres únicas cosas hasta conseguir dominarlas. No tiene sentido querer avanzar más si lo más básico no funciona o no está controlado.

Pregunta: ¿Qué es lo que más te ha ayudado a mejorar los resultados en tu blog? Comparte tu respuesta en  Facebook, Twitter o en los comentarios.

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Trece − 9 =