Cómo cambiar de vida comenzando a escribir tu propia historia

Estamos habituados a escuchar – quiero cambiar de vida- o -quiero hacer un cambio en mi día a día” pero igual de frecuente es no hacer nada para que esto suceda.

Está claro que nadie quiere quedarse estancado, insatisfecho e infeliz, pero a veces nos encontramos inmersos en la rutina del día a día y cuesta mucho  pararse a reflexionar qué es lo que se quiere realmente y  más aún, dar un primer paso para salir de esa vida que no disfrutamos.

Según  un proverbio “El camino más largo, comienza con un solo paso”, pero nos cuesta salir de la espiral en las que estamos inmersos y dar ese primer paso. Sabemos que detrás del primero, va el segundo y entonces todo resulta más fácil pero es el primero el necesario para que se sucedan los demás.

El camino más largo, comienza con un solo paso, pero cómo cuesta. - ¡Compártelo!          

Sin un primer paso, nunca completarás el camino.

mapa de vida ideal tablet

DESCARGA GRATIS EL MAPA DE TU VIDA IDEAL

  • Crear un mapa que te guíe para tomar mejores decisiones y saber si lo que haces te acerca o te aleja de la vida que realmente quieres.

La red está llena de artículos tipo “los 7 pasos para cambiar de vida”, “las 3 claves para hacer un cambio de vida” o fórmulas tipo, “cómo cambiar de vida en 30 días”…

Al final por mucho que leas en artículos como estos…

sólo podrás cambiar de vida si comienzas a escribir tu propia historia.

Entonces, si es tan fácil cómo seguir estos consejos, y voilá, ya vives la vida que quieres,  ¿Por qué cuesta tanto dar ese primer paso?

Al final, dar un primer paso para cambiar tu vida, requiere de algo sencillo y complicado al mismo tiempo, DECIDIRLO.

Si te hago la pregunta ¿Quieres dirigir tu vida?, seguramente vas a contestar: sí, por supuesto que sí.

Aaunque todos, o casi todos, contestemos que sí a esta pregunta, la realidad es que hay temporadas, demasiado largas en ocasiones o incluso que duran gran parte de nuestra vida, en las que vivimos por inercia intentando hacer todo lo que nos han dicho que “ debemos hacer”. Seguimos un camino marcado por otros, que aparentemente saben mucho, pero que no somos nosotros. El caso es que nos encontramos recorriendo un camino que no es el nuestro, puede ser el camino que han creído nuestros padres más adecuado para nosotros o el que la propia sociedad que nos indica como “el mejor”.

¿Acaso alguien externo puede saber mejor que nosotros mismos qué es lo que queremos?

¿Qué hace que no cojamos las riendas de nuestras vidas?

Esto es algo que me he preguntado muchas veces cuando pienso en mi propia trayectoria vital o cuando observo la vida de los demás. En muchas ocasiones sentimos que por h o por b, no hacemos lo que queremos. Esto lo convertimos en queja y aunque no la exteriorizamos o verbalizamos, está ahí y nos causa malestar.

No sentir que decidimos o somos dueños de nuestra propia vida, con nuestros aciertos, nuestros logros, nuestros fracasos y nuestros éxitos. Todo esto es nuestro y sólo nuestro.

Lo que puede marcar un antes y un después, es decidir escribir tu propia historia.

Para poder cambiar de vida y disfrutar del día día plenamente, debemos primero saber lo que realmente queremos (y lo que no). Parece una obviedad o algo sumamente sencillo, sí, pero a veces no es tan fácil. El ejercicio de tu vida ideal  y crear el mapa de tu vida ideal es algo que te puede ayudar mucho si no tienes claridad en este aspecto. Esto está íntimamente relacionado con el autoconocimiento, conocernos a nosotros mismos es lo que nos permite acertar en nuestras decisiones y disfrutar del camino, por muchas piedras que este tenga. 

Además de tener un mapa de tu vida ideal, hay cosas fáciles de llevar a cabo que nos pueden ayudar a coger nuestra vida por los cuernos y comenzar por fin a escribir nuestra propia historia. Al final, nuestra actitud y nuestra mentalidad es lo que nos va a acercar o alejar de una vida plena y disfrutada.

cómo cambiar de vida

Primeros pasos para cambiar de vida

Hacer espacio para lo nuevo (y lo bueno)

Dicen que para dejar entrar nuevas cosas en tu vida, hay que deshacerse de lo que sobra. Y esto puede ser personas, cosas, actitudes, pensamientos, acciones…

Un estilo de vida minimalista tiene grandes beneficios. No hace falta volverse loco y empezar a tirarlo todo, pero sí plantearse algunos cambios. Es este vídeo de Juanmi e Isa de masymejor.com tienes algunas buenas ideas.

De nuevo, el mapa de tu vida ideal te puede ayudar a decidir qué personas, cosas o acciones deberías limitar , disminuir o eliminar de tu vida porque no te ayudan, e incluso te perjudican,

Definir Objetivos

Necesitas fijar objetivos concretos para poder caminar hacia una forma de vida que te permita disfrutar del día a día. No vale con decidir cambiar cosas, hay que establecer objetivos y dividir éstos en metas más pequeñas y alcanzables con el fin de ir construyendo el puzzle de tu vida ideal. Escribe todo esto en un papel para ir comprobando lo que vas consiguiendo y te sirva a su vez de motivación y empuje para seguir.

Plan de acción

No sirve de nada tener objetivos pero no saber qué debes, quieres y puedes hacer, para llegar a ellos. Y si no sabes qué hacer, pregunta!

Una vez sabes lo quieres cambiar y lo que quieres conseguir en tu vida, lista las acciones que te pueden acercar  a ese cambio y  cuántas de ellas puedes hacer cada semana y plásmalo en un calendario. Cuida de de no ponerte más cosas de las que por tiempo u otras circunstancias, eres capaz de hacer. No hace falta hacer un plan súper complicado pero sí algo sencillo que te permita sentir que avanzas, que estás en marcha y que vas obteniendo pequeños resultados.

Espacio para desconectar

Querer cambiar de vida, perseguir nuestros objetivos o luchar por nuestros sueños no significa necesariamente sufrir. No estoy nada de acuerdo con esa frase que dice “nada importante, es fácil” o “para tener éxito, hay que sufrir” o algo así. Lo que sí necesitas es espacio para desconectar y me refiero a  descansar de verdad de tu día a día o de las acciones que estás llevando a cabo para lograr lo que quieres.

Permítete un descanso de mente y cuerpo, sin ningún tipo de culpabilidad. Tampoco servirá si piensas en lo que deberías estar haciendo o que así nunca conseguirás nada, o pensar en que no estás dándolo todo.

Existe cierta presión con eso de “trabajar hoy como nadie quiere, para vivir mañana como nadie lo hará”. La lucha, el esfuerzo y la dedicación por tus objetivos o por la vida que quieres está genial pero cuidado, puedes echar todo por la borda y ahogarte en la orilla si no te permites un descanso de vez en cuando.

Busca cada día, cada semana o cada mes, un espacio de tiempo para desconectar. Descubrirás que ganas en motivación y energía para afrontar todo lo que te propongas.

Dejar de vivir por inercia

Durante mucho tiempo, viví por inercia y lo peor, en esos momentos ni siquiera me di cuenta. Fue después, cuando comencé a hacerme las preguntas adecuadas, descubrí lo que realmente quería y que nunca había sabido. Siempre me había sentido insatisfecha, triste, apagada, incompleta.  Pero no había detectado nunca que el problema era que no dirigía mi propia vida. Parecía que tomaba decisiones por mí misma, pero hoy, mucho tiempo después, veo que sólo seguía un camino marcado. Tampoco podría haber cambiado el rumbo del camino porque no era consciente de lo que quería.

Cuando tienes claridad en lo que quieres, puedes tomar mejores decisiones haciéndote continuamente la pregunta ¿Te acerca o te aleja de tu vida ideal?

Tu entorno es vital para cambiar de vida

Las personas que te rodean juegan un papel importante  para conseguir iniciar cambios en tu vida pero también para conseguir llevarlos a cabo con éxito y posteriormente, para disfrutarlos.

Se habla mucho de las personas tóxicas y por qué debes eliminarlas de tu vida si quieres conseguir lo que te propongas. No estoy del todo de acuerdo. Por supuesto creo en que ciertas personas, cuanto más lejos mejor, pero salvo casos extremos, no creo necesario expulsar de tu vida todas las personas que no te aporten todo lo que necesitas. Cada persona seguramente te aporta algo. En unas puedes encontrar apoyo emocional mientras que otras pueden serte de ayuda en otros aspectos o aportarte otras cosas. 

Valora lo que tienes

Es importante sentirte bien con las personas que tienes más cerca. Aprender a cuidar de las relaciones que ya tienes, valorar lo que sí te dan y no poner el foco en lo que dejan de darte.

Realizar un ejercicio del agradecimiento de forma diaria, es algo que nos aporta tranquilidad y una nueva perspectiva de nuestro momento actual porque nos hace focalizarnos en lo bueno que ya tenemos en nuestras vidas. Yo lo practico con mi hija cada noche y la sensación de paz y tranquilidad que da es mucha.

Construye tu entorno

Entabla relaciones nuevas  de valor con otras personas. Es especialmente importante poder compartir tu forma de ver la vida o los negocios con personas con forma de pensar similar, con inquietudes parecidas y si son personas con procesos de cambio similares, mucho mejor.

Si además, te relacionas con personas que hayan recorrido el camino que tú has empezado o que se encuentren en una etapa más avanzada, no te sentirás tan sólo ni incomprendido.

Eso sí, no puedes esperar a que estas personas llamen a tu puerta, sino que debes ser proactivo y exponerte a situaciones dónde puedas interaccionar con ellas, asistir a eventos, comenzar conversaciones, hacer networking… 

La actitud lo cambia todo 

Vive el ahora

La mejor manera de estar feliz con tu vida es dejar de vivir en el pasado y dejar de preocuparte sobre el futuro. Si sientes ansiedad, probablemente sea porque estás haciendo una o ambas cosas con frecuencia y estás perdiéndote del momento presente. Si eres de los que constantemente te saboteas con los “y si hubiera hecho esto o aquello…”, trata de pensar en lo positivo que obtuviste de los acontecimiento, personas o decisiones del pasado. Trata también de recordar las cosas buenas que te han pasado en lístalas.

Ser positivo no es ser un soñador loco

Ser positivo es de las cosas que más nos ayudan cuando la vida que vivimos no es la que queremos.

Lo confieso, soy una soñadora positiva, sí. Pero también tengo mucho sentido común y los pies en el suelo, de hecho también soy bastante realista. Antes no era así, era soñadora pero de esa forma en la que sueñas en que algún día todo cambie pero realmente ni te lo crees ni haces nada para que suceda. Vamos, como cuando alguien quiere hacer el  viaje que siempre ha soñado y dice “-haré ese viaje cuando me toque la lotería” en lugar de pensar ” qué puedo hacer para conseguir el dinero para el viaje de mis sueños”.

No importa las circunstancias, ni dónde estés ni con quién, ni cómo sea tu vida ahora mismo, tu percepción del ahora y del futuro es más importante que las mismas circunstancias. Piensa por un momento en el sentimiento de soledad que tenemos a veces aún estando rodeados de personas. Esta emoción no depende de las circunstancias, depende de nosotros. De la misma forma, existen personas con menos recursos que tú viviendo circunstancias difíciles, que son felices. Igualmente existen personas con más dinero que tú y más recursos que se sienten que no viven plenamente.

El hábito de anotar los aspectos positivos de cualquier situación en la que te encuentres, pasada o actual y el de agradecer 3 cosas al final de cada día, te permite mantener una actitud positiva hacia la vida.

Deja de criticarte a ti mismo y a los demás. Una vez más, todos tenemos cualidades positivas y negativas; este es un hecho universal. Si te enfocas constantemente en las cualidad negativas de tu cónyuge, por ejemplo, entonces esas serán las que notes, y te sentirás frustrado y molesto con frecuencia. Por el contrario, si con frecuencia te recuerdas a ti mismo las cualidad positivas de tu pareja, entonces esas serán las que notes y te sentirás agradecido y afortunado.

No  te compares 

La comparación con la vida de otras personas, nos hace sentirnos mal porque tendemos a comparar nuestros puntos débiles con los fuertes de los demás y así siempre salimos perdiendo.

No existen vidas perfectas, como se suele decir en todas las familias cuecen habas. En las vidas de los demás, también, aunque desde fuera todo parezca ideal.

No juzgues la vida de nadie, no sabes las batallas que ha librado o está librando internamente. Tu vida es tuya, la de los demás también, céntrate en la tuya y en lo que haces para que sea mejor para ti, sólo para ti. 

Vida nueva, mejores decisiones

Uno de los mayores obstáculos para cambiar de vida realmente es creer que no podemos conseguirlo porque creemos que el cambio que necesitamos es un cambio total y absoluto y esto no es del todo así. Si quieres un cambio radical, lo más probable es que no puedas realizarlo de la noche a la mañana pero la mayoría de las veces no necesitas cambiar tanto para conseguir vivir mejor.

No podemos cambiar el pasado, ni las circunstancias, ni las decisiones que hemos ido tomando a lo largo de nuestra vida, pero sí podemos tomar mejores decisiones a partir de hoy.

Sería más fácil si tu vida tuviera un libro de instrucciones para consultar cuando no sabes qué hacer o qué decisión tomar. Pero hazme caso, no lo necesitas.

A nadie le gustaría sentir que hace y vive según lo que otros han decidido por él.​

No necesitas libro de instrucciones ni la receta perfecta para vivir ni siquiera para cambiar de vida porque eres tú el que debes escribirlo

Puedes pasarte el día buscando información o reunir los mejores post sobre cómo cambiar de vida, cómo conseguir lo que quieres o cómo ser más feliz. Puedes recopilar los consejos de  aquellos que saben de lo que hablan porque, o bien son expertos en algún área de desarrollo personal, o han pasado por lo que tú estás pasando, o ambas cosas. Pero realmente si el mensaje no viene de ti mismo, no va a conseguir que te muevas del punto donde estás y nunca podrás realizar el cambio que estás buscando.

Lee mucho, escucha aún más, empápate de toda la información que puedas pero hazla tuya, adáptala a ti, a tu esencia, a tus circunstancias y experiencias y deshecha todo lo que no te sirve a ti en este momento. Todos somos diferentes y no podemos seguir la misma receta de felicidad que otros han seguido para encontrar la suya. Tus ingredientes son distintos, y los utensilios que tienes también. Tu vida, tu esencia, tu persona es única y no hay libro de instrucciones estándar para la felicidad o bienestar de nadie.

cómo cambiar de vida para vivir más plenamente

“Todos nuestros sueños se pueden hacer, si tenemos el coraje de perseguirlos.” Walt Disney

“El mundo necesita soñadores. EL mundo necesita hacedores. Pero sobre todo, el mundo necesita soñadores que hacen.” Sara Ban Breathnach

Es el momento de tomar la decisión de ser tú el que escribas tu propia historia. La vida es demasiado corta, para vivir un día a día equivocado.

Y tú, ¿Vives la vida que quieres?

¿Hubo un punto y aparte en tu vida que te hizo empezar a vivir como quieres? ¿Qué te hizo tomar el control de tu vida?

Nos encantaría conocer tu historia y así entre todos poder ayudarnos a vivir más plenamente. Cambiar de vida es posible, sólo hay que decidirlo y dar un primer paso.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + Doce =