Cómo decidir el Precio de tu Producto o Servicio

Decidir el precio de tu producto o servicio parece una ciencia exacta pero no lo es. Influyen diferentes variables e incluso haciendo todo bien a veces no aciertas. Tanto si se trata de un nuevo producto o servicio como de uno ya existente que vas a ofrecer en el mercado, te ayudamos a dar un primer paso en la dirección adecuada.

Siempre ten en cuenta que,  depende de si ofreces un producto físico o digital o un servicio, los márgenes y costes varían. Es recomendable realizar un análisis mínimo de costes, sobre todo si vas a fabricar o producir algo, para que al final del proceso obtengas un ingreso.

No obstante, dado que uno de los objetivos en Yuvalia es crear soluciones prácticas de acción directa para ayudarte a avanzar cuando aún no tienes todo perfecto,  en este artículo te damos unos métodos sencillos para desatascarte, salir a la calle y tantear el mercado para dar un primer paso.

Aviso:

¡Utiliza siempre el sentido común, ese gran olvidado de nuestros días! - ¡Compártelo!          
Si estás pensando en lanzar una nueva línea de producción dedica un buen tiempo a realizar un escandallo de costes y házlo bien antes de ponerte a fabricar para no encontrarte con sorpresas de última hora. Si se trata de un ebook el riesgo es menor, aún así contempla bien los gastos reales para hacerlo Y VENDERLO 😉

Algunas de las soluciones más sencillas serían:

Método 1: San Google que todo lo sabe

Utiliza  Google, Amazon y puntos de venta de productos/servicios similares (offline/online)

Busca productos y servicios similares y anota los precios. Ajusta en función de las diferencias que encuentres con tu oferta y cómo te quieres posicionar respecto a la oferta existente (precios bajos, precio superior, calidad)  y ese puede ser tu precio de salida. Podrás ajustarlo progresivamente a medida que obtienes opiniones.

Método 2: Sal a la calle y véndete.

Evalua tu propia percepción sobre la remuneración que percibes por tu esfuerzo y tiempo y fija un precio que te haga sentirte recompensado.

Si no te compra nadie, tal vez tu precio sea muy caro (suponiendo que producto, comunicación, segmento etc sea correcto)

Si te compra todo el mundo, tal vez tu precio sea demasiado bajo.

Si dedicas muchas horas y esfuerzo a algo por lo cual no recibes una recompensa que percibes como adecuada, y que por tanto, te compense dicho esfuerzo, debes revisar qué tienes que cambiar para lograr el valor tal que te sientas compensado.

Método 3: Suma un margen medio a tus costes.

Si no encuentras precios de ofertas comparables a las tuyas, añade al menos un 50% a tus costes y tendrás un precio razonable para que tengas una idea rentable y viable.

La comunicación influye en tus precios de venta

Asegúrate de que comunicas tu oferta de forma adecuada y a las personas adecuadas.

La percepción que tenga el cliente de ti, de tu empresa y de tu oferta determina el precio dispuesto a pagar y la decisión de compra.

En la práctica, si te consideran un experto o te beneficias de cierto status o puedes avalar una experiencia relacionada con el producto o servicio que ofreces, podrás conseguir probablemente una venta más fácilmente o al menos lograr que confíen en ti.

Sin embargo, no todo se basa en tu status y tu mensaje, tu discurso y tu capacidad para explicar el valor añadido de tu oferta y como resuelves la preocupación de tu potencial cliente o bien cómo le aporta un beneficio serán determinantes.

 

La percepción del cliente

La definición de posicionamiento estratégico es cómo te posicionas en la mente del cliente, por tanto, cómo te percibe.

Si comunicas tus precios con seguridad, incrementas las posibilidades de venta a tu precio.

Si comunicas tus precios y por dentro ni tú mismo te lo crees, lo más seguro es que no te compren a esos precios.

La clave muchas veces está en la percepción de valor y sobre todo que dicha percepción de valor por parte del cliente sea superior al precio que tienen que pagar.

Percepción Valor > Precio = Ventas

En la percepción del valor por parte del cliente es dónde juega un rol importante la percepción que tenga de ti.

En la medida de lo posible, es importante que trabajes tu argumento de venta, tu marca personal, tu visibilidad como experto en la materia y potencies tus vínculos sociales (networking inteligente, redes sociales, presencia en eventos)

Si revisas los pasos y todo es correcto, tal vez estás apuntando la flecha a un lugar equivocado y debes buscar otro nicho, otros segmentos y otra actividad que te sea más rentable a cambio de tu esfuerzo.

 

Si tras leer este post sigues con dudas sobre cómo fijar el precio de tu producto o servicio no tengas miedo y.. ¡ contáctanos!

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro × 5 =