Cómo convertir el miedo en tu mejor aliado de negocio

Al final del día, no hay cursos ni ebooks que hagan el trabajo por ti, porque depende en gran parte de TI.  Se te puede enseñar el camino, pero el camino lo tienes que terminar de recorrer por tu cuenta. Depende de TI.

Cómo superar el miedo

El miedo es uno de los asesinos de sueños y del alma. El miedo nos paraliza, nos impide ser feliz, alcanzar nuestras metas y realizarnos. Tenemos miedo a lo desconocido, miedo a no conocer lo exterior pero también a no conocernos a nosotros mismos y nuestras capacidades reales.

Marianne Williamson en un famoso poema de “Retorno al Paraíso” decía que “Nuestro miedo más profundo no es no ser capaces. Nuestro miedo más profundo es que somos enormemente poderosos. Es nuestra luz, y no nuestra oscuridad la que nos atemoriza.”

Este fue un poema leído por Nelson Mandela en su discurso de investidura como Presidente de Sudáfrica en 1994. Nelson Mandela es un gran ejemplo de resiliencia, de compasión y de que nunca es tarde.

El primer paso para superar nuestros miedos es la aceptación. Siempre recuerdo la película de Batman, cuando Bruce cae de niño en un pozo y cuando los murciélagos empiezan a volar se asusta. Años más tarde, cuando entrenando con la secta de guerreros le piden que diga su peor miedo les habla de los murciélagos. La manera de superar dicho miedo es envolviéndose en una nube de murciélagos, aceptando y abrazando su miedo, formando parte de él y a partir  de ahí superar los obstáculos.

NO PUEDES temer al mundo. Te da miedo, el mundo, las personas, hacer algo nuevo. Te da miedo hasta ofrecer como servicio aquello que sabes bien que sabes hacer en una empresa. La pérdida de confianza en uno mismo es normal. Pero por favor, no dejes que te impida hacer unas llamadas a posibles clientes o empresas para averiguar si tu idea de negocio puede funcionar o para preguntar alguna información clave.

Tras el crack del 29, las personas que lo habían perdido todo caminaban cabizbajas y los libros describen la diferencia abismal que se percibía entre las personas que tenían un trabajo esa semana de los que no sabían qué iban a comer.  En ocasiones, hay circunstancias que están totalmente fuera de nuestro alcance y, a pesar de no ser responsables de haberlas creado, nos atrapan. No obstante, incluso en esas pésimas circunstancias la actitud de unas y otras personas marcaba la diferencia entre conseguir salir adelante y perecer. Moraleja: Si estás respirando…tan sólo trata de seguir haciéndolo noventa días más y sigue peleando.

La solución eres tú

No esperes remedio. El único remedio eres tú y, probablemente una patada en el culo o bien olvidarte de todo, olvidar esa voz que te dice que no vales y quererte. Tal cual. Empieza por DECIDIR quererte y no te hagas eso a ti mismo. Quiérete y sal a la calle. Elije el tipo de persona con el que te gusta rodearte y busca personas y clientes con ese perfil. Costará más o menos, no desistas, insiste y saldrás adelante.

En días difíciles siempre leo El vendedor más grande del mundo de Og Mandino, un breve relato que ha sido leído durante muchos años por millones de personas. Es sencillo y siempre consigue acompañarme en días difíciles y levantarme el ánimo.

Si deseas tener una vida extraordinariamente excelente comienza por ser una persona excelente. Empieza por tratarte a ti mismo como te mereces aunque afuera tengas la peor tormenta del mundo y te lluevan ostias por todos los lados.

Todos tenemos pensamientos de miedo, de escasez y dudas y leer un libro de coaching, autoayuda o similar no es la cura del santo. A veces funciona mejor verte una película de risa y así al menos desconectas. La diferencia es nuestra actitud y cómo los gestionamos. Necesitas equilibrar ese pensamiento y condicionar tu mente para que crea que todo es posible (con sentido común!) no vayas a saltar por la ventana con un traje de Supermán!!!! Ten siempre presente que con las emociones y pensamientos correctos puedes superar casi todas las dificultades y, como mínimo, hacerlo más fácilmente.

Tal vez desees considerar que el pasado es un ancla que nos impide avanzar. Tal vez, desees considerar la posibilidad de dejar ir a la persona que fuiste, que eras hoy, para poder convertirte en quién eres ahora.

Deja ir a la persona que fuiste, que eras hoy, para poder convertirte en quién eres ahora. - ¡Compártelo!          

Eckart Tolle tiene su libro llamado “El Poder del Ahora”, un best-seller desde hace años y, dejando al margen si el Sr. Tolle te cae bien o mal o si compartes su enfoque, puedes extraer una lección importante basada en algo que los sabios sabían hace años.

La clave para poder avanzar, para reducir la ansiedad y encontrar soluciones es estar en el presente y más precisamente, en el AHORA.

Si quieres entender ipso facto a que me refiero por el AHORA y además te quieres reír un poco, te recomiendo ver la película El Guerrero Pacífico, adaptación del libro de título homónimo de de Dan Millman. Presta atención  a la escena en la cual Sócrates queda con Dan en el río de la Universidad.

 

No importa lo que haya pasado o lo que te dijeran en el pasado. Nadie es responsable de tu vida ni de las decisiones en tu negocio excepto tú mismo.

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro + cuatro =