Cómo superar el miedo al éxito en tu negocio

¿Qué determina que un negocio tenga más éxito que otro? El imaginario colectivo ha pintado una pseudorealidad en la que parece que los empresarios de éxito (piensa en Richard Branson o Amancio Ortega, Oprah Winfrey, Arianna Huffington )  no tienen miedo y son super hombres y super mujeres.

Cómo superar el miedo al éxito

Solo falta que aparezca Jaimito en clase como en el chiste gritando que es Supermáannnnnn. Nada más lejos de la realidad. Todos tenemos miedos a fracasar, a ser rechazados,  miedo a ser un impostor, a que un proyecto sea un completo desastre, a terminar terriblemente mal con nuestros socios y colaboradores, a ser denostados o perderlo todo.

¿Cuál es la diferencia entonces entre los emprendedores que consiguen sus metas y los que se quedan en el camino? Al final, resulta que lo que ayuda a muchos empresarios a conseguir el éxito a pesar de las dificultades es el mayor miedo del emprendedor: miedo a imaginar lo que será su vida si no persigue sus sueños.

Fracasar o equivocarse no es un problema, como decía Zig Ziglar, el fracaso es un evento, no una persona. Sin embargo, pasar la vida sin haber siquiera hecho nada para perseguir tus sueños es lo más terrible para una mente (y culo) inquieto.

“El fracaso es un evento, no una persona” Zig Ziglar - ¡Compártelo!          

En vez de quedarte paralizado en el miedo y la incertidumbre y los problemas, sencillamente concéntrate en dar pequeños pasos cada día hacia tu meta, hacia tus sueños.

Nota: lo mismo se aplica para quién trabaja por cuenta ajena pero la persona que decide lanzarse a crear algo por si mismo, sea un negocio grande o pequeño, tiene unas aspiraciones y una visión de su vida muy diferente  a la de las demás personas. Tiene algo dentro que le lleva a perseguir sus sueños de una manera diferente y esta es parte de la clave de su éxito y parte de las razones por las que no debes lanzarte a emprender sin pensar bien antes tus motivaciones y tu por qué, algo que matizaba muy bien nuestro amigo y colaborador Kevin Albert cuando comentamos el problema de ser emprendedor y no cumplir con las expectativas.

¿Qué es la mentalidad emprendedora?

La mentalidad emprendedora (que no tiene que ver con ser tener un negocio en todos los casos) conlleva una forma de pensar distinta, que te hace no aceptar que las cosas tengan que ser como son y mucho menos aceptas un no por respuesta. Cuando tienes esta mentalidad no te quedas sentado esperando a que las cosas pasen, simplemente encuentras la manera de hacer que ocurran y pasas a la acción. Aceptas probar y equivocarte y volver a levantarte con la determinación a prueba de todo.

En la película Layer Cake hay una escena muy buena en la que un gran tiburón financiero le dice al protagonista que en la vida, comes mierda, luego comes menos mierda, hasta que llegas un día a un punto en el que ya no hay mierda y encima huele bien. Ese día has llegado a la cima (la capa “pastel”).

Esto es un poco lo mismo, peleas cada día sin saber si lo conseguirás, sabiendo que si fallas es posible que te digan de todo y no tengas donde esconderte y sabiendo que nadie dará un paso por ti porque tu solito te has metido en esto. Seguramente, ser consciente de esta realidad nos hace sentir más profundamente esa satisfacción cuando peleamos por tener una vida y un negocio a nuestra medida (y te aseguro que no es necesario crear el próximo Facebook para vivir bien) y tras muchas peleas, días negros, y problemas, conseguimos dejar de vivir rodeados de problemas.

La mentalidad emprendedora y, desde luego conseguir crear una vida y un negocio a tu medida, requiere poner todo tu foco, todas tus emociones, todo tu esfuerzo en crear precisamente lo que deseas y, desde luego, quererlo más allá de lo que nunca has querido algo. Piensa que necesitas x dinero para una operación para tu hijo ¿Qué harías? Pues esa determinación, rabia, pasión, compromiso necesitas para conseguir llegar a la meta.

Las personas que tienen negocios a su medida con éxito (me gusta más esta definición que la de “emprendedor”) hacen cosas diferentes. Les gusta sentir que progresan, que avanzan hacía sus objetivos, reflexionan sobre lo que realmente quieren y no quieren y realizan acciones concretas cada día.

8 cosas que las personas que tienen negocios a su medida con éxito realizan diariamente:

  1. Se preguntan constantemente cuál es el siguiente paso para su negocio
  2. Se conocen a sí mismos, sus motivaciones y tienen un por qué
  3. Se concentran en realizar cada día un pequeño paso
  4. Deciden trabajar solo en proyectos y con personas que les motivan y aportan energía positiva
  5. Saben que si dan los pasos son necesarios para llegar a su objetivo lo conseguirán
  6. No tienen miedo de probar cosas nuevas y equivocarse
  7. Son rápidas a la hora de reconocer un error y realizar los cambios necesarios
  8. Invierten en su desarrollo personal para mejorar su autoconfianza y equilibrio personal

La moraleja de la historia es que aunque no seas consciente,  a lo largo de tu aventura empresarial puedes tener miedo, lo cual es humano y normal. Te propongo un plan de acción:

-Elije una sola acción para hoy

-Elije una sola acción para la próxima semana

-Elije una sola acción para este mes

 

Mide el progreso y contáctame con el resultado 😉

 

 

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Trece + 5 =