El poder de creer en ti mismo

Para vivir una vida plena es necesario que tengas confianza, creas en ti mismo y en tus capacidades, pero no es suficiente.

CONFIANZA PARA EL EXITO

Ciertamente, las personas de mayor éxito se caracterizan por tener una confianza plena en sí mismas, pese a las circunstancias adversas o ser conscientes de sus limitaciones.

Muchas veces, no se trata de que se leen todos los libros de autoayuda y superación, o que se repiten frases cada hora. Sino que tienen una actitud diferente, con mayor resiliencia unido a algo fundamental: pasar a la acción.

De lo contrario es como querer adelagazar y no decidir ni empezar a caminar ni cambiar ciertos hábitos de alimentación.

Richard Branson es disléxico y sin embargo ha logrado crear un grupo empresarial líder a nivel mundial. El grupo Virgin le ha convertido en billonario además de permitirle realizar aventuras extraordinarias.

No obstante, el elemento que marca la diferencia no es su confianza, sino su actitud y la capacidad para levantarse una y otra vez  tras un fracaso o un contratiempo sin perder nunca de vista lograr su meta y sus sueños. Es el poder de creer en uno mismo para recuperarse tras un revés o tras perderlo todo y volver a empezar.

Si no tuvieran confianza en sí mismos no podrían levantarse una y otra vez, por eso necesitas desarrollar la confianza en ti mismo para poder poner en práctica el elemento clave para el éxito: ser capaz de levantarse una y otra vez 😉

Aprender a levantarse

Lo que está claro es que muchas veces necesitas más que confianza, una fe ciega en ti mismo para seguir confiando en tu potencial y en que alcanzarás tus metas incluso cuando todo se derrumba alrededor o todo te sale mal. Las personas que han alcanzado grandes éxitos siempre mantienen esa fe en que conseguirán su objetivo pese a tener días malos en los que sienten que le fallan las fuerzas.

“Si te tirán siete veces, levántate ocho” - ¡Compártelo!          

Como emprendedor, empresario y profesional, de vez en cuando tendrás errores, fracasos y contratiempos.  Es algo natural y forma parte del proceso y si cuando ocurre tu nivel de confianza en ti mismo es el adecuado nada te impedirá alcanzar tus objetivos.

Confía en ti mismo y alcanzarás tus metas.

Trabaja tu auto-confianza porque hay días malos en los que te costará seguir caminando cuando no hayas dormido, todo te duela, todo te salga del revés y te sientas la peor persona del mundo, la más estúpida e idiota.

Recuerda y valora lo positivo

Tendemos a pensar solo en lo negativo y olvidamos tener en cuenta lo positivo, especialmente, en momentos de fracaso o problemas.

Practica la gratitud

Expresar gratitud por aquello que has conseguido en el pasado o recientemente, aunque sean pequeñas cosas, materiales, inmateriales, te permite recordar los logros conseguidos por muy insignificante que a ti te parezca en ese momento.

Habla contigo mismo con la actitud adecuada

Muchas veces pasas horas escuchando tus pensamientos, esa voz que te dice todo lo malo que tienes o que haces, que solo se fija en lo negativo pero no en lo positivo, que actúa como una víctima. Es hora de cambiar e introducir otra voz que te hable en términos más positivos, que te valore, que aprecie tus cosas buenas.

Condiciona tu mente

Tony Robbins siempre explica que el 80% de nuestros resultados es nuestra psicología, el 20% son las tácticas.Si no condicionas tu mente y si no cambias tu fisiología es casi imposible conseguir tus objetivos. Un cambio de tan solo 1% puede generar resultados increíbles.

No se trata de repetir frases automotivacionales vacías como un loro. Se trata de que seas capaz de integrarlo a nivel subconsciente y de que trabajes tus sistemas de creencias para poder condicionarte favorablemente.

Al fin y al cabo, si no crees en ti mismo y no  tienes confianza en ti mismo, será complicado que otras personas crean en ti.

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

tres × cinco =