Cuándo y por qué cambiar de rumbo tu negocio

Cuando un proyecto comienza no sabes si va a funcionar ni cómo evolucionará a lo largo del tiempo. Debes tener en cuenta  que por muy pensado y repensado que tengas tu proyecto, nunca será suficiente. El tiempo, las circunstancias y la experiencia irán haciendo que vayas modelando más o menos intensamente tu modelo inicial.

Es posible que sientas que siempre estás metidos en cambios y, que nunca está todo como debería o desearías que estuviese. Es normal. Debes pensar que los cambios no son malos. Los cambios, si son producto de la experiencia y del análisis objetivo de resultados, son una manera de hacer avanzar tu negocio y son necesarios. Un negocio no es estático, no se puede pretender hacer un trabajo de planificación al principio y nunca más volver a realizar cambios

Periódicamente deberás parar,  repasar resultados y procesos de los últimos X meses, medir y valorar los resultados. Con ello, deberás determinar mejoras en el modelo de negocio, en tu estrategia, en la comunicación y en los  los productos y servicios que ofreces.  Debes también analizar el branding de tu negocio y qué puedes hacer para mejorar. Establecer un plan de marketing para los siguientes 3, 6 y 12 meses. En definitiva, parar, pensar, idear, innovar y decidir nuevas acciones.

cambio de Rumbo de un negocioEso sí, una cosa son pequeños cambios de estrategia y optimización del modelo de negocio, y otra muy distinta es un cambio de rumbo o de foco de tu modelo de Negocio. Es posible, que el planteamiento inicial que hiciste no funcione y tengas que darle una vuelta y cambiar o modificar más profundamente.

¿Cuándo es el Momento de Cambiar el Rumbo de tu Negocio?

Como en todo, no existe una fórmula mágica ni unas razones objetivas que te digan cuál es el momento preciso. Hay muchas circunstancias que pueden y deben hacerte recapacitar  y cambiar de rumbo de tu negocio. Algunos indicadores de que ha llegado el momento serían:

  • Los resultados económicos no son los esperados…
  • Pérdida de Motivación: si comienzas a sentir que tu trabajo ya no te llena, no disfrutas con él y se empieza a hacer cuesta arriba…
  • Quieres cambiar el tipo de actividades que llevas a cabo relacionadas con tu negocio.
  • Sientes que quieres enfocarlo de otra manera y punto.
  • Sientes que tu público objetivo está demandando algo diferente a lo que ofreces.
  • Sientes que no tienes tu negocio lo suficientemente focalizado.
  • Sientes que tu negocio o tu idea ya no te motiva tanto como al principio.
  • Las circunstancias personales han cambiado y no puedes dedicarle tanto tiempo o tienes otras prioridades.
  • Tu sector está cambiando/evolucionando y no te has adaptado a los cambios.
  • La experiencia te está haciendo ver tu negocio con otra perspectiva diferente a la que empezaste.

¿ Qué hacer después de decidir reconducir tu Negocio?

  • Comienza con una actitud POSITIVA. No dramatices, No pienses que has fracasado, No pienses en errores o culpas.
  • No te aferres a tu idea inicial de manera sentimental. Es cierto que depositaste ilusiones y esperanzas en una idea inicial y las cosas no han ido como esperabas pero no te desanimes, date el tiempo que necesites para pensar y reinvéntate con energía e ilusiones renovadas. Muchas de las personas más exitosas se han equivocado mil veces, pero no desfallecen y siguen intentándolo una y otra vez, mejorando y tratando de encontrar la mejor alternativa para cada momento.
  • No pierdas de vista el objetivo final tanto profesional como personal. Hay diferentes caminos para llegar al mismo destino.
“Cambiar de rumbo tu Negocio no es un fracaso, es una oportunidad de empezar más inteligentemente” - ¡Compártelo!          
  • Ahora tienes mucha más información, experiencia y herramientas que en el momento que empezaste y puedes aplicarlas en esta nueva etapa de tu Negocio.
  • Realizar un nuevo DAFO ( Debilidades, Amenazas, Oportunidades y Ventajas) te puede ayudar a focalizar de nuevo tu Modelo de Negocio. Vuelve a plasmar todo tu modelo de negocio y lo más importante, define el trabajo que quieres y vas  a realizar y cuál vas a delegar en colaboradores o partners.
  • Comunica a través de las Redes Sociales, la web y el Blog, el cambio de Rumbo de tu negocio. Asegúrate de que tanto tus seguidores como los que entren por primera vez, tengan información de los cambios y no se sientan abandonadas.
  • Si el cambio es tan drástico que tu público objetivo es otro complétamente distinto, analiza si te sirve la misma web y materiales o bien resulta más adecuado hacer borrón y cuenta nueva. Cuando estás alineado y enfocado en lo que realmente tiene tracción el esfuerzo extra que deberás realizar se te olvida. Por supuesto, intenta aprovechar todo lo que puedas de tu actual negocio, pero recuerda que a veces se adelanta más empezando en limpio que tratando de aprovechar lo que salió torcido desde el primer día.

Este Post está enfocado a Reconducir o cambiar de Rumbo un Negocio, no para el cierre de un Negocio. Es posible que después de pararte a pensar, llegues a considerar la opción de cerrar. Este tema daría para otro Post, aunque muchas cosas de las que te hemos dicho anteriormente podrían servirte. Y tampoco sería el fin del mundo.  Sigue siendo una oportunidad para Reinvertarse. Si decides cerrar y comenzar otro proyecto diferente, debes valorar si empiezas de nuevo completamente, pensar si a tu público actual le puede interesar tu nuevo proyecto… o puedes aprovechar parte de la estructura actual.

Los cambios han existido y existirán. Aquellos que se adaptan a los cambios son los que consiguen salir adelante.

adpatar el negocio a los cambios

Image cortesía de Arvind Balaraman / FreeDigitalPhotos.net

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Once + cinco =