No le digas a mi madre que soy emprendedor

Hace muchos años leí un libro que me encantó: No le digas a mi madre que trabajo en Bolsa, de Francisco Álvarez y hoy me ha venido a la cabeza para dar con el título de este post tras varias conversaciones que he tenido con Ana, mi socia de aventuras en Yuvalia.

¿Te ha pasado que a veces te cuesta explicar a tu entorno por qué prefieres dedicar más tiempo a tu proyecto que a salir por ahí o hacer ciertas cosas “normales”? ¿Sientes miradas cuando andas con la mirada fija en tu ordenador preparando un proyecto?

Emprender o tener un negocio a menudo me recuerda al libro por eso, porque a veces pienso que casi es mejor que nadie le diga a mi madre que soy emprendedor o que tengo un negocio.

No le digas a mi madre que soy emprendedor

Teniendo en cuenta que el 80% de proyectos fracasa, que el autónomo son gastos por todas partes y al último que cobró las facturas a tiempo le ingresaron en la UCI…enfin que yo creo que tus padres casi se alegran más si les dices que te vas a hacer político que emprendedor. Me imagino la escena…papá, mamá…soy emprendedor!

¡Nooooooooooooooooo!- grita la madre

¿Tan mal lo hemos hecho? ¿no había nada más arriesgado e incierto?-pregunta el padre

Por cierto, Francisco Álvarez fue Vicepresidente de la Bolsa de París y Ex-director de la Bolsa de Valencia antes de fundar Etica, un family office de primer nivel en España. Es una persona con un  perfil humano excepcional y si no has leído nada de él estoy seguro te gustara.

Su libro hablaba de la vida de la Bolsa, una gran desconocida para muchos e incomprendida, todo ello de manera sencilla y alguna que otra dosis de humor.

En mi caso, cuando me preguntan a qué me dedico, me paro  a pensar y nunca me sale la palabra emprendedor entre otras cosas porque siento que casi nadie a mi alrededor lo va a entender y de hecho acto seguido suelo escuchar la segunda pregunta clave: ¿Bueno, pues parece que va a hacer buen tiempo no?

Además, una vez escuché decir a Richard Branson que uno no se llama a sí mismo emprendedor, eso es algo que los demás te llaman. De modo que tampoco me siento cómodo diciendo que soy “emprendedor”. Me dedico a crear proyectos que aporten un impacto positivo a los demás. Con eso me basta, no necesito una etiqueta.

Emprender es de loc@s

Sigo viendo que me miran como si fuera E.T. cuando digo que me preocupa más un problema con una línea de código que no termina de hacer lo que quieres que haga o una tipografía que no es lo que quieres, o cuando digo que mi prioridad no es vivir la vida de los demás sino diseñar tu vida en tus propios términos y que aunque parece que no disfrutas, disfrutas cada instante y, además, la incertidumbre te ha enseñado a valorar y disfrutar cada instante de una manera diferente a los demás. ¿Quién puede valorar mejor cada instante, cada momento, la persona que puede perderlo todo en cualquier momento o la persona que repite la misma rutina cada día?

Yo también aprovecho para ver la puesta de sol, para hacer deporte, para disfrutar de pequeños momentos, la única diferencia es que NO LO HAGO A LA MISMA HORA Y EN EL MISMO MOMENTO QUE LOS DEMÁS!!!!  (Sres. vecinos y demás entorno de la mía comunidad, yo no me meto con ustedes, hagan el favor de meterse en sus cosas)

Tener tu propio negocio no es la cura del santo, desde luego para nada hasta que pasa un tiempo y te consolidas y empiezas a recuperar los fines de semana o a tener noches tranquilas. Te tiene que motivar tanto como para aprender a disfrutar de un sistema de trabajo que muchas veces parece un sin sentido. ¿Oiga y porque lo hace?

El día en el que ganas tu primer euro con tu negocio, por ti mismo, tu vida cambia un poco. Cuando aprendes a ganar 100 te haces preguntas. Cuando aprendes a ganar 1000 o más, tu vida cambia para siempre. Bienvenid@ a tu libertad financiera y a diseñar una vida a tu medida.

El día en el que ganas tu primer euro con tu negocio tu vida cambia. - ¡Compártelo!          

¿Qué es ser emprendedor?

Te cuento toda esta historia porque hemos hablado mucho estos días en Yuvalia sobre qué es ser emprendedor, sobre emprender, sobre cuándo no emprender,  cómo debe ser un emprendedor, cómo debe o no debe ser un negocio, qué debe o no debe hacerse. Al final, crear un negocio o ser considerado un mal llamado “emprendedor” sigue siendo igual de desconocido e incomprendido por mucho que encuentres cursos para emprender hasta dentro de las cajas de cereales.

¿Y sabes una cosa? Hemos concluído que estamos haaaaaaaartos de tanta etiqueta y taaaaaaaaanto tienes que ser así o asá.

La única realidad es que cada uno es como es y como se suele decir, si mides a un pez por su habilidad para escalar un árbol…

No midas a un pez por su habilidad para escalar un árbol - ¡Compártelo!          

Creo que no todo el mundo debe emprender porque no todo el mundo tiene la capacidad ni el deseo ni la fuerza interna ni la capacidad de aguantar carros y carretas cuando todo va mal. Y está bien que sea así. Lo que no tiene sentido es que si no emprendes parece que seas idiota o un fracasado. Esto no es un juego y muchas veces parece que jugamos a la ruleta rusa más que seguir un proceso. Vamos que como digo siempre, pasamos más tiempo eligiendo y comparando lavadoras que analizando una idea de negocio.

En más de una charla y taller hemos facilitado a más de un asistente darse cuenta que en realidad no quería crear un negocio sino que lo único que necesitaba era buscar empresas o empleo en áreas más afines o empresas que compartiesen sus valores. Y trabajar para otros es igual de correcto y admirable que crear un negocio. A veces, simplemente hemos ayudado a equilibrar sus ideas para no embarcarse de un primer salto en proyectos más ambiciosos de lo que su capacidad, situación o cartera permite y no pasa nada. La efectuación ha demostrado hoy en día que rara vez los grandes negocios se hacen en dos días.

Te recomiendo que te formes con personas que ya han conseguido lo que quieres o que saben lo que tú quieres aprender, no solo para aprender sino para saber realmente lo que conlleva lo que sea que quieres hacer antes de meterte en un lío.

¿Sabías que cuando tienes tu propio negocio trabajas más horas que nunca? No hablo de cuando solo inviertes sino cuando creas tu negocio desde cero y te toca hacer de todo hasta que levantas el vuelo.

La receta para tu éxito está dentro de ti

No hagas como todos y te lances con el método de prueba error, créeme, es más fácil, rápido y rentable si inviertes en buena formación. Hubiera ahorrado tiempo, dinero y disgustos de no ser tan cabezota ni tan curioso. Ahora ya no me dedico al “deporte de aventura” (léase me lanzo y a ver qué pasa) sino que invierto en aprender de personas que saben más que yo.

Me duele ver que en Estados Unidos está creciendo la cifra de suicidios y depresiones entre fundadores de startups porque no llegan a cumplir las expectativas que un día se fijaron, porque no llegan nunca a levantar una ronda de inversión multimillonaria y algunos “solo” consiguen un negocio rentable pero no ser el próximo Facebook.

Sinceramente, ya está bien de etiquetas y de expectativas absurdas sobre lo que debemos ser o conseguir. Hay personas que de forma natural alcanzan unas metas fuera de lo común y resulta admirable pero no se acaba el mundo por no ser como los demás o como se supone que un manual dice que hay que ser. Existen miles de ideas, de proyectos y de personas que son profundamente felices con negocios o proyectos sencillos que les genera todo lo que necesitan para vivir de acuerdo a sus términos.

Te invito a liberarte de etiquetas, de lo que debes ser, de cómo tiene que ser tu negocio, y por favor, por favor, sé tu mism@ siempre porque verás cómo conectas con las personas adecuadas de forma natural.

comentarios

    • Hola Kevin!
      Gracias por leernos y tu comentario 😉 Ciertamente llevas razón en tu reflexión..a veces las motivaciones y el “juego interno” de estas personas debería ser algo madurado. Se generan demasiadas expectativas y objetivos mal gestionados :(

  1. Lidia

    Muchas gracia por compartir este artículo. Me ha hecho reflexionar.
    Y tengo pensado contactar contigo en breve, Jose Manuel, pues ya tuve un primer contacto contigo en Octubre del año pasado.

    Un saludo y sigue deleitándome con tus artículos y los que compartís desde Yuvalia, viniendo de otros profesionales con los que colaboráis.

    Un saludo y estamos en contacto

    • Hola Lidia,
      Gracias por leernos y tu comentario. Tus palabras motivan también para seguir dando pequeños pasos en la dirección correcta. Al César lo que es del César jeje los artículos compartidos como en redes sociales etc es mérito de Ana que lleva la estrategia de contenidos . Cualquier cosa hablamos 😉 JM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

12 − 5 =