5 errores que se deben evitar cuando se empieza a emprender

Este es un post invitado de Alejandro García

En este post voy a repasar los principales errores que se cometen al emprender. Al comenzar un proyecto emprendedor se tienen muchas ganas y emoción por hacer las cosas bien y sacar los objetivos adelante. Crecer poco a poco y conseguir la posición deseada dentro de la industria. Las primeras veces es habitual cometer errores, pues prima la inexperiencia y la incertidumbre de no saber que tipos de movimientos se producirán.

5 errores que se deben evitar cuando se empieza a emprender

1. No tener prisa por asociarse

Al principio es mejor seguir tus propias ideas e ir evolucionando la empresa hasta que tenga un alcance óptimo. No por crear lazos profesionales desde el primer momento significa que se van a obtener los resultados de manera más eficiente. Además se suele empezar una asociación con alguien que pertenece a tu círculo de amigos, con quien llevas trabajando desde hace mucho tiempo, pero eso no quiere decir que sea la persona más adecuada para llevar un negocio.

En general los mejores socios son aquellos cuyas habilidades son diferentes a las tuyas - ¡Compártelo!          , los cuales también no siempre tienen el mismo punto de vista sobre un asunto. Esto permite abarcar más terreno sin la necesidad de contratar empleados a mayores. Siempre está la duda de que puedan existir discusiones por no compartir la misma idea pero a la vez hace que tengáis que defender hasta el final las ideas generando una mayor productividad sin gastar en recursos innecesarios.

2. No desanimarse

Crear y desarrollar una compañía no es un objetivo a corto plazo, es un proceso que puede llevar mucho tiempo en el que surgirán todo tipo de obstáculos. No se trata de un camino de rosas donde siempre sale todo a la perfección. Muchas veces se conseguirán éxitos pero también vendrán fracasos. De ellos hay que aprender para seguir adelante y no cometer los mismos errores en el futuro. Intentar anticiparlos también es algo positivo de cara a obtener un mayor beneficio.

Hay que aprender de los fracasos y seguir adelante @geekpunto - ¡Compártelo!          

Lo mismo ocurre con los clientes, ganarás muchos y perderás otros, a veces de forma injusta. No hay que darle vueltas o venirse abajo, los negocios funcionan así. Ninguna gran compañía ha llegado a donde está en la actualidad sin sufrir reveses. - ¡Compártelo!           Siguieron centrándose en lo positivo sin desanimarse por encontrar el fracaso.

3. No olvidar los motivos de crear una empresa

Con el paso del tiempo es habitual olvidarse de los motivos que llevaron a la creación del negocio. Esa pasión por querer triunfar y comerse el mundo. En general se busca más tiempo para las relaciones familiares y sociales, así como para realizar otras pasiones. Pero emprender requiere sacrificios y no siempre se va a disponer del tiempo que se desea.

Se debe priorizar por encima de otras cosas especialmente al principio. Incluso hay momentos en los que no se cobra para que las cuentas estén lo mejor saneadas posibles. Tener el último teléfono del mercado está muy bien, pero es mejor dejarlo para más adelante, cuando puedas permitírtelo.

4. No hacer todo por tu cuenta

Al principio es habitual llevar por uno mismo la mayoría de acciones de la empresa. Especialmente por un tema monetario. Pero llega un punto en el que es inviable, en el que se invierte demasiado tiempo y también dinero. Es mejor delegar y contratar a personas especializadas que saquen la mayor productividad posible a esas tareas. Gracias a eso puedes centrarte en los campos que son tu especialidad, en concreto aquellos relacionados con la dirección del negocio, que requieren que estés en ellos al máximo. La organización es un paso clave.

Aprender a delegar te ayuda a hacer crecer tu negocio @geekpunto - ¡Compártelo!          

5. No dejar de evolucionar

Tu estrategia, tu plan de marketing, tus inversiones, tu objetivo de mercado, nada es fijo y permanece para siempre inmóvil. El mundo es lugar con constantes y numerosos cambios, y cada día se producen de forma más rápida. Llegará un punto en el que la industria donde está ubicada tu compañía sufrirá algún proceso de renovación. Como empresa pequeña te encuentras en una situación de desventaja respecto a las demás porque los recursos son mucho más limitados. Pero el saber adaptarse y ser flexible te ayudará a anticiparte y superar el proceso más rápido que una gran compañía.

Acerca del Autor de esta entrada, Alejandro García

Alejandro García GeekpuntoAlejandro García     Editor | geekpunto.com

Economista especializado en marketing y mercados financieros. Es un apasionado del mundo startup y las nuevas tecnologías. Actualmente es editor de Geekpunto.

 https://www.linkedin.com/pub/alejandro-garc%C3%ADa/a9/502/30a/de

 

Geekpunto logo

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

16 − Doce =