Fuerza de Voluntad, actitud y hábitos para conseguir lo que te propongas

Seguro que habrás oído hablar miles de veces sobre cómo los hábitos pueden ayudarte a conseguir lo que te propongas y seguro que has leído más de un artículo, libro o incluso hecho algún curso sobre este tema.

Todos hemos leído alguna vez sobre hábitos y puedo aventurarme a decir que todos, nos hemos propuesto alguna vez adquirir nuevos hábitos, comer de forma más saludable, ser más constante en x, mejorar x, ser más ordenado y productivo, empezar a meditar de forma frecuente, hacer más ejercicio… pero muchos de ellos quedan en meros propósitos o deseos por cumplir.

Mucha motivación al principio y luego…¡todo se desvanece!

Todo queda en el país de algún día o en el del debería.

Pero vamos, que poder se puede.

Poco a poco, paso a paso, con mucha paciencia, puedes instaurar pequeños hábitos que supongan grandes cambios en tu vida.

Para ayudarte en este apasionante mundo de los hábitos y cómo éstos están relacionados con conseguir lo que quieres en la vida, hoy tenemos a Isabel y Juanmi de masymejor.com . No se me ocurre a nadie mejor que ellos para hablarte de conseguir tus objetivos a través de cambios de actitud y hábitos.

Te dejo con ellos 😉


¿Conoces el experimento del malvavisco? Tiene mucho que ver con la fuerza de voluntad, la actitud y los buenos hábitos.

The Marshmallow Test (como se llamó en inglés) fue un curioso experimento que desarrolló el psicólogo Walter Mischell.

Reunió a un grupo de niños de 4 años y les ofreció dos opciones: elegir entre comer una golosina en ese momento o esperar 15 minutos y comerse dos. El resultado fue que el 70% de los niños quisieron recibir la golosina en ese instante.

¿Qué demostró esta prueba?

Que solo el 30% de los niños fue capaz de resistir la tentación y esperar un cuarto de hora. Es decir, que la naturaleza humana es impulsiva, tiende a satisfacer los deseos inmediatos y evita el sacrificio a largo plazo.

Lo curioso viene ahora.

Años más tarde, cuando esos niños se convirtieron en adultos, Walter Mischel volvió a entrevistarse con ellos.

¿Sabes lo que comprobó?

Todos y cada uno de los que siendo pequeños lograron controlar la tentación, se habían convertido en adultos con más autoestima que los impulsivos, eran menos propensos a caer en adicciones, su rendimiento escolar había sido mayor y eran más capaces de gestionar el estrés y las emociones negativas.

Es decir, el autocontrol, la disciplina y la fuerza de voluntad son los elementos clave para conseguir lo que te propongas y disfrutar de una vida más feliz.

El secreto del éxito y la felicidad es la fuerza de voluntad @MasyMejorCom #Emprender - ¡Compártelo!          

La fuerza de voluntad…

Tan rápido de decir y tan difícil de conseguir, ¿verdad?

En realidad, no.

Sigue leyendo y descubre los secretos para tener la fuerza de voluntad, la actitud y los hábitos que necesitas para conseguir todo lo que quieras en la vida (tanto personal como profesional).

fuerza-de-voluntad-emprendedores-habitos

1. Por qué tu actitud es determinante para conseguir tus objetivos

Mejorar tu organización.

Aumentar tu productividad y el rendimiento.

Dejar de procrastinar y terminar lo que empiezas (o no llegas a empezar por… vete a saber qué excusas).

Como emprendedor, tu principal meta es construir un negocio rentable, en el que lo petes en ventas y haga que tu cuenta bancaria eche humo.

Piensas en estrategias, tácticas, marketing, herramientas y SEO.

Pero te olvidas de lo más importante.

De los cimientos: la actitud con la que afrontas los retos y las situaciones en la vida.

Si ahora mismo sientes que no avanzas al ritmo que te gustaría y te cuesta alcanzar las metas que te propones, déjame decirte que no tienes que buscar la solución en Google.

Tú tienes la respuesta. Y es bien sencilla:

Para montar un negocio próspero y conseguir cambios en tu vida, primero tienes que cambiarte a ti mismo. 

Tu vida y tu negocio crecerán siempre al ritmo al que tú crezcas como persona. @MasyMejorCom - ¡Compártelo!          

Y para eso hace falta una cosa: fuerza de voluntad. 

2. Qué es la fuerza de voluntad

¿Crees que solo unos pocos privilegiados han nacido con el don de la fuerza de voluntad?

Te equivocas.

La fuerza de voluntad no es más que la capacidad de sacrificar un deseo presente para conseguir un beneficio futuro.

Esto implica autocontrol, disciplina y espíritu de sacrificio.

Ahora viene lo mejor: puesto que la fuerza de voluntad es una capacidad, puede entrenarse y mejorarse.

Si consigues incluir en tu vida una serie de hábitos, lograrás mantenerte en un nivel óptimo para conseguir lo que te propongas.

Y… ¿cuáles son esos hábitos?

3. 14 hábitos para desarrollar tu fuerza de voluntad y conseguir tus objetivos

Adquirir nuevos hábitos no es algo que se consigue en 24 horas.

Al cerebro le gusta la comodidad, así que necesitarás un tiempo de adaptación, cierta paciencia, constancia y perseverancia si quieres lograr resultados a largo plazo.

Dicho esto, veamos los mejores hábitos para mejorar tu fuerza de voluntad.

3.1. No bases tus esfuerzos en la motivación

La motivación es una emoción pasajera y poco duradera.

Desde luego, afrontar una tarea con una actitud motivada es fantástico, pero no confíes tus esfuerzos y tus avances en ella.

Cuando te encuentres con dificultades, la motivación bajará y si no tienes nada en lo que apoyarte, te sentirás frustrado y te invadirá la desgana.

Necesitas unos cimientos más sólidos. Y ahí es donde entra en juego el autocontrol.

Basa tus esfuerzos en el autocontrol, no en la motivación @MasyMejorCom #Emprender - ¡Compártelo!          

3.2. Sigue una dieta saludable

La comida es un factor fundamental para mantener en niveles óptimos la actitud y el autocontrol.

Ten en cuenta que la fuerza de voluntad exige un gran consumo de energía y necesitas recargar tus baterías para que el cerebro tenga las reservas que necesita a lo largo de todo el día.

Sustituye los alimentos procesados por los frescos y naturales para evitar tener picos y bajones de energía.

3.3. Sé realista contigo mismo

Tomar decisiones, resolver conflictos y afrontar retos menguan la energía y la capacidad de autocontrol.

Por eso, si has vivido alguna de estas situaciones, date un respiro y no te exijas más de lo que es humanamente posible.

Vamos, que seas tolerante contigo mismo y no te aprietes las tuercas constantemente.

3.4. Premia tus logros

Una buena manera de mejorar tu fuerza de voluntad y consolidar poco a poco nuevos hábitos es premiar tus pequeños éxitos.

¿Has terminado una tarea que llevabas postergando ni se sabe cuánto tiempo?

Date un capricho y siéntete orgulloso.

Esto hará que se refuerce tu actitud y tengas más fuerza para abordar el próximo objetivo.

Del mismo modo, perdónate los errores. La autoculpa puede resultar adictiva y no te ayuda ni a mejorar tus hábitos ni a fortalecer tu fuerza de voluntad.

3.5. Identifica tus respuestas emocionales

¿Por qué te cuesta tanto acabar esa tarea que tienes a medias o empezar el proyecto que quieres lanzar?

Párate a pensar qué pensamientos, emociones y sensaciones te asaltan.

Una vez que eres consciente de ellas, podrás analizarlas y afrontarlas en lugar de darles la espalda y seguir procrastinando.

3.6. Cree en ti

Si nuestros pensamientos, actitudes y conductas influyen en nuestros logros, parece evidente que es básico que te convenzas de que eres capaz de conseguir lo que te has propuesto.

Cuando no crees que podrás hacer algo, es muy posible que ni siquiera lo intentes @MasyMejorCom - ¡Compártelo!          

Total, ¿para qué?

La falta de confianza aumenta tu falta de fuerza de voluntad.

3.7. Descansa

Tu cuerpo y tu mente necesitan descansar.

El cansancio prolongado pasa factura, afecta a tus emociones y puede menguar tu motivación y tu fuerza de voluntad.

Dormir bien por la noche y hacer pequeños descansos durante el día son fundamentales para fortalecer tus hábitos y mejorar la fuerza de voluntad.

Si duermes bien, levantarse temprano será más sencillo. Así que tenlo en cuenta.

3.8. Rodéate de las personas adecuadas

Tener el compromiso de hacer algo es básico para fortalecer tu fuerza de voluntad.

Y para mantener el compromiso, el apoyo social es un gran aliado.

Rodéate de personas que han conseguido lo que tú quieres y aprende de ellas. Igualmente, busca otros emprendedores con los que compartas inquietudes y mantened reuniones periódicas para contaros vuestros avances y dificultades.

No te imaginas lo enriquecedor que puede llegar a ser, tanto a un nivel profesional como personal.

3.9. Avanza paso a paso

Si nunca has hecho senderismo, ¿crees que conquistar el Everest es lo primero que debes intentar si decides practicar montañismo?

Igual que debes ser realista contigo mismo, debe serlo con tus objetivos.

Persigue pequeños desafíos y afianza los pasos que vayas dando. Poco a poco.

Esta es la clave.

3.10. Planifica

Planificar y tener un plan de acción es importante para mantener el foco y evitar dispersarte.

Cuanto mejor planifiques tus días y tus tareas, más fácil será abordarlas y evitar el agobio y la sensación de estar sobrecargado.

Y esto alimentará tu fuerza de voluntad y afianzará tus hábitos.

Es una cadena. 🙂

3.11. Divide las tareas

Ahora que has planificado, no caigas en el error de visualizar una gran meta y pensar en toooodo lo que tendrás que hacer para conseguirla.

Para trabajar tu fuerza de voluntad, en lugar de centrarte en el todo, piensa en las partes.

Divide tu objetivo en pequeños subobjetivos y concéntrate solo en el siguiente que tienes que tienes que dar.

Paso a pasito. 😉

3.12. Elimina las tentaciones

Si quieres adelgazar, no compres chuches.

Si el móvil es tu principal distracción, ponlo en otra habitación cuando trabajes o déjalo en modo avión.

Si no puedes resistir a las notificaciones del ordenador, quítalas.

De lo que se trata es de no sucumbir.

3.13. No pretendas la perfección

El perfeccionismo es tu gran enemigo.

No existe nada perfecto porque somos humanos y somos imperfectos.Todo es mejorable, así que no te obsesiones con dejar algo “perfecto” para darlo por terminado.

La perfección induce a la frustración, el desánimo y la ansiedad. Y puede reducir tu fuerza de voluntad. 

Siéntete orgulloso de lo que has logrado, respira hondo y saca pecho ante tu pequeño éxito.

3.14. Practica y persevera

Aunque ya lo he comentado, quiero terminar el post recordándote que el único secreto para mejorar tu fuerza de voluntad y adquirir nuevos hábitos es la práctica diaria, el tesón y la constancia.

Sé paciente, resiste y vencerás. 😉

¿Te has quedado con ganas de más? Si quieres saber cómo convertirte en un emprendedor de alto rendimiento, te espero en nuestro training gratuito, donde descubrirás 5 hábitos inteligentes que te ayudarán a:

  • Mejorar tu concentración, dejar a un lado la procrastinación y aumentar tu productividad.
  • ​Optimizar tu energía y vitalidad durante el día, incluso si estás muy ocupado.
  • Enfocarte más y tener claridad para saber tomar mejores decisiones.

¡Nos vemos dentro!

>>Haz clic aquí para acceder al training gratuito ahora<<

Llegó tu turno. ¿Cómo vences tú la pereza y trabajas la fuerza de voluntad? ¿Cuál es tu mayor obstáculo para tener autocontrol y disciplina? ¿Conoces algún truco que complete esta lista? Te espero en los comentarios.


Acerca de los autores de este artículo: Isa y JuaMAS-Y-MEJOR-ISA-JUANMInmi 

Somos una pareja de Ingenieros Informáticos y Jefes de Proyecto. Emprendedores e inconformistas. Nos encanta aprender de la gente que ya ha tenido éxito y crear hábitos que hagan que tengamos un rendimiento superior.

Actualmente tenemos varios proyectos online que nos permiten trabajar mientras viajamos por el mundo.

Nuestra misión: Activar tu máximo potencial para que consigas lo que te propongas y te conviertas en un emprendedor de éxito.​

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *