Los infocomerciales en TV son la mejor escuela de ventas

Uno de los problemas que todos tenemos cuando no podemos dormir es qué hacer para dormir. En mi caso, entre otras cosas, me he aficionado a los infocomerciales de la tienda en casa.  Con el tiempo descubrirás que son una fantástica fuente de inspiración para aprender sobre cómo comunicar la propuesta de valor, atracción del cliente, cierre de ventas y como incrementar la cesta de la compra.

Desde que vi los primeros infocomerciales de Anthony Robbins tengo un gran respeto por los infocomerciales, son una excelente escuela gratuita de marketing y ventas.

Para quién piense que son una basura y un vendehumo nada más lejos de la realidad. Como bien sabe Tony Robbins, los infocomerciales son una excelente fuente de ingresos por ventas y una forma gratuita de aprender a vender más y mejor.

Al fin y al cabo, los infocomerciales de éxito requieren de expertos en marketing de contenidos que conocen perfectamente la psicología de la venta y los principales conectores con la mente tal que se genere una acción de compra.

Lo mejor de los infocomerciales es que observando la estructura y el mensaje podemos aprender de los mejores expertos en marketing de contenidos y ventas para aplicarlo a nuestro propio negocio.

Gran parte del infocomercial se basa en conseguir un buen posicionamiento del producto, es decir, conseguir diferenciar el producto en la mente del potencial cliente.

¿Recuerdas algún anuncio de la teletienda en que hayas estado a punto de llamar y comprar el producto? ¿Qué te hizo pasar a la acción?

Si lo piensas un momento, observarás que los buenos infocomerciales siguen el modelo clásico de AIDA : Atracción, Interés, Deseo, Acción.

La estructura habitual de un info comercial es similar a la mayoría de procesos de venta:

  1. Exposición del problema
  2. Exposición de solución
  3. Exposición de beneficios
  4. Exposición de detalles y características del producto
  5. Exposición de la Propuesta Única de Valor
  6. Testimonios
  7. Llamada a la acción
  8. Repetir lo anterior varias veces

 

Un ejemplo sería las Gafas Trucolor, uno de los productos más vendidos de la teletienda, cuyo video es un ejemplo de cómo se utiliza el concepto AIDA para conseguir una acción del potencial cliente.


Además, en el anuncio en TV se ofrece una propuesta final de venta irrechazable incluyendo cierta presión y urgencia en la compra para aprovechar la “oportunidad”.

En este caso:

Se informa que las gafas se venden por un precio muy inferior al precio oficial de mercado en las tiendas próximamente.

Se ofrece un pack 2 x 1

Se regala una funda específica

 

Probablemente, lo más importante de todo, y el secreto de las ventas es la llamada a la acción. Algo que habitualmente no ponemos en práctica, por vergüenza, respeto o por que no queremos “molestar” al cliente.

En el infocomercial es habitual escuchar frases como:

“Coge tu tarjeta de crédito   y no dejes pasar esta oportunidad”

“Llama y haz tu pedido ahora”

“Recuerda, solo si llamas ahora podrás disfrutar de …..”

 

Ahora es tu turno para aplicar lo aprendido en tu producto o servicio

  1. Repasa el marketing de contenidos y aplica el modelo AIDA
  2. Refuerza los beneficios y propuesta única de tu oferta
  3. Incluye llamadas a la acción y pide a tu potencial cliente que tome una acción (descargarse un pdf, darte un email a cambio de algo gratis, llamarte, etc)
  4. Graba un video donde expongas tu producto o servicio siguiendo la estructura del infocomercial (puedes hacerlo con tu móvil de manera sencilla o puedes hacer un video profesional)

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

quince − Ocho =