Tener un Negocio Propio, No es oro todo lo que reluce

Hace ya algunos años que comencé mi primer proyecto y hace muchos más, ya quería trabajar para mi misma. Hoy quiero contarte que los comienzos ( y el camino también) no es fácil, más bien bastante difícil. No es oro todo lo que reluce, y el que te diga lo contrario, miente ( siempre en mi opinión, por supuesto).

Tener un Negocio Propio, No es oro todo lo que reluce. by @annuska78 - ¡Compártelo!          

Yo cometí la mayoría, sino todos, los errores que cometen muchos emprendedores. ¿Estos errores podían haber sido evitados? Pues, sinceramente, ¡no lo sé! Porque si no tienes información, y la poca que tienes es errónea o insuficiente, no sé de qué forma podía haberlos evitado. Lo que sí se, es que gracias a esos errores, gracias  al camino recorrido y gracias a tooodo lo aprendido durante este tiempo, hoy puedo ayudar a otras personas a que no cometan los mismos errores y aumenten sus probabilidades de éxito y, además, ahorren tiempo y dinero con el fin de poder vivir de sus negocios lo antes posible.

En Internet, y a nivel offline también, se ha ” puesto de moda” y han proliferado webs, blog, perfiles en redes sociales, profesionales que difunden  algo así como “motivación a autoemplearse y a emprender”. El mensaje es que si quieres puedes, qué debes perseguir tus sueños, que puedes vivir de tu pasión… Y realmente está muy bien hablar de Motivación pero una motivación realista, con los pies en el suelo. Conozco a muchas personas que salen de eventos o terminan de leer un artículo y se encuentran supermotivadas y con la sensación de que se van a comer el mundo y luego se dan de bruces con la realidad. Y siento decirlo, pero la realidad es que el mundo del autoempleo y el emprendimiento, el mundo de los negocios es un mundo complicado y no es un camino de rosas.

En todo este tiempo he aprendido, entre otras muchas cosas, que tener un Mentor en los comienzos, te puede ayudar mucho a tener claridad y evitarte muchos quebraderos de cabeza. Y lo que tardé más tiempo en aprender es que durante el camino, y no sólo en la fase inicial del proyecto,  también es bueno tener cerca personas con más experiencia que tú con las que puedas contar para tomar las decisiones adecuadas para afianzar y hacer crecer tu negocio.

He leído últimamente dos afirmaciones sobre el Mentoring que me parecen muy relevantes:

El 70% de los negocios que cuentan con un mentor sobreviven el doble del tiempo que aquellos que no cuentan con un mentor.

Los negocios que utilizan Mentores tienen un 20% más de probabilidades de conseguir crecer y expandirse que aquellos que no los utilizan.

Sabiendo lo que sé ahora, ojalá hubiera tenido ese apoyo y guía de un mentor en mis comienzos, pero si es tu caso y aún tu negocio no ha terminado de despegar, piensa que Nunca es Tarde!

¿Cómo elegir un Mentor?

Seguramente, según a quién preguntes, te responderá una cosa u otra. En mi opinión, debes guiarte por algunos aspectos básicos, leer su perfil profesional y también tu feeling o instinto, porque una de las cosas más importantes de trabajar con un mentor es la la relación de confianza y ” buena sensación” entre ambos.

  • Experiencia propia creando y lanzando proyectos.
  • Experiencia equivocándose y abierto a hablar de sus errores.
  • Disposición para ayudarte y poner a tu entera disposición, su experiencia, recursos, conocimiento y contactos profesionales.
  • Experto en el desarrollo de negocio o experto en el área o áreas en las que quieres centrarte en ese momento.
  • Un buen mentor debe reunir unas cualidades específicas: capacidad de escucha, empatía, capacidad de liderazgo y motivación, capaz de crear un clima de confianza y transparencia con el mentorizado, y capacidad de ofrecer juicio o crítica constructiva de la realidad del mentorizado.

Si Tu Negocio no ha terminado de despegar, piensa que ¡Nunca es Tarde! - ¡Compártelo!          

Mi última recomendación es que tu Negocio no tiene porque ser Grande desde el minuto cero. Con muchos recursos, económicos y personales, sería viable, pero en la mayoría de casos, no ocurre así. Esto no quiere decir que no pienses en Grande, no! Quiere decir que tu Objetivo final puede ser un Negocio con unas características, productos, servicios y funciones determinadas, pero que puedes ir implementando poco a poco. Se trata de tener claro donde quieres llegar y cuáles van a ser los pasos intermedios. A veces, lo difícil es saber priorizar y ordenar esos pasos de la mejor manera para poder ir creciendo poco a poco.

Esta función inicial de organización, clarificación de ideas y ayuda para dar los pasos adecuados desde el principio, te la puede proporcionar un Mentor de Negocio.

Un mentor te ayuda a tener claridad y foco para alcanzar tu objetivo. #mentoring - ¡Compártelo!          

Hay quien cree que un Mentor sólo te puede ayudar en los comienzos, cuando aún no has lanzado tu negocio o cuando acabas de hacerlo, y nada más lejos de la realidad.  El Mentoring es una relación de desarrollo profesional y personal en la que una persona más experimentada o con mayor conocimiento ayuda a otra menos experimentada o con menor conocimiento. Partiendo de esta idea, en cualquier momento y fase de tu Negocio, puedes apoyarte en un Mentor Experto en un área determinada para desarrollar e impulsar ese área concreta de tu Negocio.

Si retrocediese en el tiempo unos años y volviese a empezar, trataría de hacer las cosas mejor y me rodearía de personas con experiencia para poder dar pequeños pasos pero los pasos adecuados y en el orden adecuado en cada área de mi proyecto.

¿Tu comienzos cómo fueron? ¿En quién o quienes te apoyaste? ¿Has barajado alguna vez recurrir a un Mentor?

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro × 5 =