9 Cosas que debes recordar si sueñas con tu negocio ideal

Cada vez más personas piensan en cambiar de vida, dejar su trabajo (quién lo tiene) o abandonar esta locura de carrera de las ratas con el fin de diseñar su vida ideal trajabando para ellas mismas con un negocio rentable.

 

Por qué diseñar tu vida ideal

Tener pánico a los lunes en vez de desear que empiece cada semana o sentir ansiedad, tristeza y angustia por tener que pasar cada día 8 horas calentando una silla sin sentido no es nada agradable.

El mundo corporativo cada vez más, se hace extremo, con mayor presión y sin lugar para emociones, salvo contadas excepciones.  ¿Te has preguntado cuánto tiempo se puede aguantar sin respirar, sin vivir?

A veces puedes llegar a sentir cierta ansiedad en tu trabajo y muchas veces está asociado a que no vives tu vida ni tu trabajo ideal, como cuando dos fuerzas opuestas se juntan.

Ojo! Hay personas muy felices con su trabajo y vida actual y esa opción merece todo el respeto del mundo.

Emprender es tan respetable como no emprender. - ¡Compártelo!          

Hemos llegado a un nivel de absurdo y tontería que parece que el que no dice que es “emprendedor” y es feliz con su trabajo parece tonto. Me recuerda cuando hace años decías que preferías hacer Formación Profesional y parecía que fueras una persona de segundo nivel o que fueras burro porque no ibas a la Universidad.

Pues enhorabuena a todos aquellos críticos visionarios porque la cola del paro está llena de universitarios. Digo yo que algo ha fallado en la teoría de los críticos.

Crear tu propio proyecto y diseñar tu vida y negocio ideal es fantástico siempre que sea tu opción - ¡Compártelo!          , pero nadie puede criticar a una persona que prefiere su trabajo actual. Lo contrario es simplemente absurdo y ya es hora de aportar un poquito de sentido común.

>> CONSIGUE TU KIT GRATUITO  “CREA TU VIDA IDEAL” <<

El riesgo de crear tu vida ideal

Ahora bien, si estás aquí considerando rediseñar tu vida y tu negocio ideal, es importante que no te creas todo lo que te cuentan y alguien te de un par de toques de realidad.

Tal vez tenías sueños y, ciertamente, nunca es demasiado tarde para empezar de nuevo. Pero si quieres tener tu oportunidad tendrás que hacer los deberes y no saltar del avión sin comprobar que llevas el paracaídas y sin ayuda de nadie. Por lo general, no es tan sencillo como abandonar todo y empezar a ganar dinero. A veces sale bien, pero es un riesgo demasiado elevado cuando tienes mejores opciones.

Un barco grande no puede cambiar de rumbo de forma inmediata y si hace tiempo que te olvidaste de ti necesitarías darte un tiempo y tener paciencia para rediseñar tu vida. No hay milagros ni fórmula mágica.

Ha pasado ya un tiempo desde que iniciamos la aventura de Yuvalia y hemos podido hablar, entrevistar y estudiar diferentes emprendedores y casos de éxito, aprendiendo cada día de los mejores expertos y de personas como tú y como nosotros que paso a paso han logrado con pocos recursos diseñar una vida a su medida.

Estas son las lecciones que hemos aprendido:

1-Sal a la calle y valida tu idea de negocio

Soñar está muy bien pero lanzar tu proyecto no es un videojuego y si se te acaban las vidas tal vez no puedas reiniciar la partida. Si quieres crear un negocio X  busca personas que ya hayan tenido éxito en ese tipo de negocio y habla con ellos. Te sorprenderá la generosidad de las personas que han alcanzado sus sueños para hablar contigo y evitarte algunos errores. Tener su opinión puede ahorrarte dinero y serios disgustos. Además, pueden incluso facilitarte información sobre el mercado, proveedores etc

Antes de echar horas, dinero y energía en tu proyecto sal a la calle y habla con personas que ya estén haciendo lo que haces y con tus potenciales clientes.

Antes de perder tiempo, dinero y energía en tu idea sal a la calle y pregunta a posibles clientes - ¡Compártelo!          

Unas llamadas, unos emails o mensajes en redes como LinkedIn o Facebook. No todos te responderán, no te lo tomes como algo personal. Piensa que unos minutos al día pueden aportarte información, consejos, motivación y evitarte errores.

Piensa en hablar con las personas que conocen bien el sector o invierten en él, es otro enfoque para descubrir cómo está el patio (piensa en tu banco, o profesionales relacionados con financiación de proyectos emprendedores, micropréstamos, startups etc)

2-Da pasos pequeños y progresivos.

Si pretendes alcanzar el último escalón de un paso lo más probable es que te caigas y te hagas daño. - ¡Compártelo!          

Mejor sube la escalera pasito a pasito, te sentirás mejor, tendrás tiempo de medir tu progreso, corregir fallos y disfrutar del viaje sin tanto estrés ni presión.

Recuerda que estás diseñando tu vida y negocio ideal, no compitiendo en los Campeonatos Mundiales de Atletismo.

Puedes empezar haciendo algunos trabajos gratis para personas en tu sector,  vender pequeñas series antes de fabricarlas (validación de la idea) etc

Lo importante es realizar al menos una acción en la dirección adecuada cada día. Aunque pienses que no avanzas, las dos fórmulas “mágicas” que necesitas para alcanzar tu meta se llaman focalización y constancia - ¡Compártelo!          . A partir de ahora serán tus dos mejores amigas.

3-Nunca dejes de aprender

Aprende cada día, sobre gestión de negocio, marketing, gestión emocional, ventas, desarrollo personal pero no caigas en la infoxicación y exceso de datos. Consumir información sin aplicarla en tu día a día es muy cómodo para posponer decisiones aparentando que estamos haciendo algo. Viene a ser como el surfista que pasa el día sentado en su tabla después de tres días sigue diciendo a quién se le acerca que no surfea porque está esperando la ola adecuada.

Hoy en día tienes fácil acceso a audiolibros en plataformas como Audible en Español  y resúmenes de libros en Leader Summaries , biblioteca con cientos de resúmenes de libros de gestión empresarial, psicología y autodesarrollo.

Sobre todo al inicio, antes de empezar tu negocio o proyecto, lee y aprende todo lo que puedas sobre tu sector y personas que son expertas en tu área de interés. Posteriormente, necesitarás ser más selectivo con la información que consumes.

4.Fórmate en Comunicación, Marketing y Ventas

Creo que estaremos todos de acuerdo que sin clientes no tienes negocio.

Para tener clientes necesitas saber comunicarte con ellos, encontrarlos en internet, gestionarlos, fidelizarlos y crear relaciones en el largo plazo.

Nadie nace aprendido por lo que más allá de los cursos que hayas podido hacer en la formación reglada (escuela, universidad) es recomendable que identifiques los especialistas en tu sector (ventas para abogados, ventas para pymes etc) o programas más adecuados para tu negocio y diseñes tu propio plan de formación. Empieza por un primer paso y avanza progresivamente para no morir en el intento.

Actualmente con el auge de la formación online tienes muy fácil formarte y no necesariamente tienes que asaltar un banco para disponer de formación de calidad.

Haz los deberes, pregunta, evita a los vendedores de crecepelo y verás cómo tus resultados mejoran.

Ah, si tuviera que volver a empezar, la recomendación sería:

-aprende copywriting: escribir textos de venta es crucial para tu éxito

-aprende psicología de la venta

-aprende inbound marketing y atracción de clientes online

hay mil cosas más que puedes aprender pero estás tres son las que consideramos más potentes para tener resultados extraordinarios.

5. Cuida a tus clientes como si fuera tu familia preferida.

En la película Transporter el protagonista dice que si cuidas de tu coche tu coche cuidará de ti. Pues en tu negocio es lo mismo, cuida de tus clientes y tus clientes cuidarán de ti y de tu negocio. - ¡Compártelo!          

Se convertirán en tus mejores embajadores, protectores  facilitando atraer más clientes y neutralizando posibles críticas.

6. Cuenta con ahorros para 1 a 2 años antes de lanzarte

Lo ideal, pero que no siempre te dicen, y menos en ciertos organismos de cuyo nombre no quiero acordarme, es que un proyecto de media requiere entre 1 y 2 años para levantar el vuelo, especialmente cuando no se trata de una startup o empresa con fuerte financiación.

Existe la idea de que dos personas se juntan, inventan un “algo” y 3 meses después se retiran a una isla privada porque se han hecho millonarios.

Hay mil maneras de ganar dinero sin complicarte la vida, pero tanto si te planteas un negocio tradicional, uno digital, un blog o vivir de publicar libros en Amazon, existe una curva de aprendizaje e incluso formándote con programas y mentores adecuados, será prácticamente al final del primer año cuando tengas todos los principales sistemas en el sitio y funcionando.

No es lo mismo empezar un negocio cuando llevas dos años dándole vueltas y sembrando o si cuentas con clientes previos que si empiezas de cero pero de verdad de la buena. Si encima andas corto de presupuesto tendrás que afinar muy muy bien tu idea y planteamiento porque te va a tocar hacer malabarismos y vivirás situaciones extremas.

Antes de lanzarte asegúrate de contar con los recursos adecuados y si no tienes muchos recursos, afina al máximo tu idea y validala antes de complicarte excesivamente la vida.

7.Si puedes, crea tu negocio a tiempo parcial o progresivamente

No siempre es factible estar trabajando o teniendo ingresos y poder empezar a diseñar tu vida y tu negocio ideal a tiempo parcial. Si puedes, hazlo, construye tu negocio mientras trabajas y reduce tus riesgos.

Si no es tu caso por estar desempleado o no saber qué hacer con tu vida. Vuelve al punto anterior. Trata de aprender de las personas que hacen lo que tú quieres hacer, habla con ellos y trata de ganar tus primeros 100 euros antes de dar más pasos.

Si tu sueño es crear un restaurante, empieza por un food-truck (o colabora con alguién que lo tenga) o por un mercadillo o por organizar comidas en casas de amigos. Así conocerás tu mercado, conocerás potenciales clientes y podrás ir viendo sin riesgo la mejor opción.

Aplica el sentido común y comprueba que la piscina tenga suficiente agua para no partirte la cabeza si saltas. Y por supuesto, no olvides disfrutar del camino.

8. Asegúrate de que tu idea no te convierte en su esclavo

Existe la idea de que si te lo montas por tu cuenta puedes trabajar menos siendo más libre pero también existe el riesgo de que se convierta en una tortura de trabajo casi 24horas. Para gustos los colores, pero siempre que puedas, trata de tener en cuenta todo lo que va a conllevar tu idea de negocio para no morir en el intento. Antes de elegir tu idea, no solo tienes que validarla pero también tener claro si es el tipo de idea o de negocio adecuado para el estilo de vida y problemas que deseas en tu día a día.

9. No te olvides de sonreír y disfrutar del viaje

A veces lo que empieza como una idea fantástica llena de ilusión se convierte en una pesadilla a los pocos meses. Sea por discusiones entre socios, porque los resultados no son los esperados o porque ganamos dinero pero perdemos calidad de vida. Asegúrate que tu negocio ” ideal” no te impide conseguir tu vida ideal - ¡Compártelo!          porque lo a veces suena muy bonito en la cabeza o en el papel, en el día a día puede ser una tortura.

*****

Estas son 9 lecciones a tener en cuenta si quieres dar el paso de vivir tu vida a tu manera con tu propio proyecto sin sufrir demasiado. Como siempre, formación, buenos mentores, sentido común, focalizar, paciencia y constancia son los ingredientes que te ayudarán a alcanzar tus sueños sin hacerte daño.

¿Qué opinas? ¿Se te ocurre alguna lección importante que pueda ayudar a otras personas que quieran diseñar su vida y negocio ideal y vivir de ello sin morir en el intento?

 

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

dos × uno =