Por qué es mejor tener persistencia que inteligencia

Esta es la historia de las personas a las que les dijeron que nunca conseguirían sus sueños. Soñadores…¡Cuidado! Los expertos en robarte tus sueños están al acecho. La persistencia es lo que puede ayudarte a conseguir tu sueño y tus objetivos. La definición general es “mantenerse constante en algo, durar por largo tiempo”.

Por qué es importante soñar

Es cierto que algunas innovaciones son discutibles y, habría que ver si generan más problemas que beneficios pero, sin duda, tan solo por las innovaciones que salvan vidas, que nos hacen más felices y nos facilitan una vida más divertida, es necesario que sigamos soñando. Eso sí, con sentido común y paso a paso.

Si no soñamos no podemos imaginar el futuro y hacerlo realidad. - ¡Compártelo!          

Martin Luther King,  lo dejó bien claro hace ya muchos años en su famoso discurso “ He tenido un sueño”…

Nikola Tesla soñó con una electricidad más eficiente y nos dio la corriente alterna, pese a que le ridiculizaron en su momento. De hecho, su visión era más ambiciosa y proponía disponer de energía eléctrica gratuita. Actualmente, miles de productos e innovaciones son fruto de sus ideas.

Elon Musk soñó con un vehículo ecológico con prestaciones similares a los vehículos convencionales y, con su determinación, lanzó al mercado Tesla Motors y el Modelo S, el cual ha sido votado uno de los mejores coches en Estados Unidos.

Richard Branson soñó con darnos la posibilidad de ser astronautas y convertir la experiencia de “volar al espacio” en algo más accesible para todos. Tras años de trabajo, inversión y determinación, lo está consiguiendo con Virgin Galactic.

A todos, en algún momento, les llamaron locos, les dijeron ilusos, les dijeron que no llegarían lejos, les ridiculizaron…Lo único que no les ha impedido abandonar, a pesar de las fortunas personales que pudieran tener en algunos casos, ha sido la determinación para conseguir su objetivo.

El mundo avanza gracias a soñadores que son capaces de ver lo invisible. - ¡Compártelo!          

Si alguna vez te encuentras en una de esas situaciones en las que piensas en abandonar, podrás seguir adelante si piensas realmente y con determinación que puedes hacerlo. Busca dentro de ti. No se trata de repetir como un loro una frase esperando que por arte de magia las cosas sucedan. Hablo de creer de verdad, en lo más profundo de tu subconsciente, en tu capacidad para conseguirlo.

Recomendado: Qué es la resiliencia y cómo puede ayudarte

Para ello, es necesario que tengas claro más allá de toda duda lo que quieres conseguir y, tu razón, es decir, por qué haces lo que haces o por qué quieres hacer lo que quieres hacer. Sin una buena razón, a las primeras de cambio te rendirás. ¡Es necesario que encuentres una buena razón, cuantas más, mejor!

Un buen ejemplo lo ilustra el atleta Derek Redmond en las Olimpiadas de Barcelona 92. Se había preparado toda su vida para este momento, había pasado por múltiples operaciones de cirugía y, gracias a su determinación, ha pasado a la historia del atletismo y de las Olimpiadas.

La vida es muchas veces complicada y, solo los que tengan una mente fuerte, conseguirán llegar a su meta. La clave es tener la seguridad dentro de uno mismo de que pase lo que pase seguiremos caminando y saldremos adelante.

“Nada en el mundo reemplaza la persistencia. El talento no, pues nada es más común que fracasados con gran talento. El genio no, ya que la falta de reconocimiento a la genialidad es casi proverbial. La educación no, puesto que el mundo está lleno de personas sobre-educadas. La persistencia y la determinación parecen siempre prevalecer”.

Calvin Coolidge, ex presidente de los E.E.U.U. (1913-1929)

La única diferencia entre conseguir algo y quedarse a las puertas es, lanzarse a por ello con decisión. ¿Has probado alguna vez a saltar entre dos piedras en un riachuelo o en medio del monte? Si no tienes determinación lo más probable es que te quedes a medias y te caigas al agua.

Estamos de acuerdo en que hay días que mejor sería no levantarse de la cama y esconderse. Probablemente, también coincidiremos en que no ayuda demasiado dejarse vencer por el estrés y la presión, ya que en ese instante, abandonas tu capacidad para pensar y te bloqueas. Esto último nos conduce a la sensación del día de la marmota cuando, hagas lo que hagas, parece que nunca avanzas pero te cansas lo que no está escrito en los libros. Se te queda una sensación de pelota de ping-pong, de un lado a otro pero, sin control, ni decisión, ni saber hacía dónde darás el próximo paso.

Si toda tu energía la consumes peleando con tu mente y dejándote llevar por el estrés, tal vez nunca llegues a tu destino. Existe una herramienta para contrarrestar esta situación y la tienes dentro de ti: se trata de utilizar tu determinación. La determinación, con sentido común, es lo que nos permite conseguir sobreponernos y alcanzar los objetivos.

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

5 × tres =